La presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU. Nancy Pelosi, dijo que el anuncio de la administración Trump de enviar tropas al Golfo Pérsico tras el ataque a una refinería saudí, es inaceptable y motivo de alarma. Foto de archivo.
La presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU. Nancy Pelosi, dijo que el anuncio de la administración Trump de enviar tropas al Golfo Pérsico tras el ataque a una refinería saudí, es inaceptable y motivo de alarma. Foto de archivo.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, criticó el sábado el plan del presidente Donald Trump de enviar fuerzas militares y equipos de defensa aérea estadounidenses adicionales a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, diciendo que es el más reciente intento de la administración de "eludir" al Congreso.

"El plan del presidente Trump para acelerar la entrega de equipos militares a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, y desplegar fuerzas estadounidenses adicionales en la región es el último intento indignante de la administración Trump de eludir la voluntad bipartidista y bicameral del Congreso", dijo la líder demócrata en un comunicado. "Estas acciones inaceptables son motivo de alarma".

El primer ministro australiano, Scott Morrison, quien realizó una visita de estado a la Casa Blanca el viernes, dijo que su país no se verá envuelto en un conflicto militar en Irán con Estados Unidos. Morrison dijo que el compromiso de Australia en el Golfo se limita a la libertad de navegación en el Estrecho de Ormuz.

Fuerzas estadounidenses "de naturaleza defensiva"

El viernes por la noche en el Pentágono, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, y el general Joseph Dunford, presidente del Estado Mayor Conjunto, anunciaron la decisión de Trump de enviar las fuerzas y el equipo a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

Esper dijo que las fuerzas serían "de naturaleza defensiva". Agregó que Estados Unidos estaba respondiendo a las solicitudes de los funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí para mejorar sus defensas aéreas y de misiles después de los ataques del fin de semana pasado a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita. 

Funcionarios estadounidenses dijeron que Irán era responsable, una acusación que Teherán niega.

El asalto del 14 de septiembre expuso la vulnerabilidad de las instalaciones petroleras de la región a los ataques con drones y misiles de crucero.

Dunford dijo el viernes que los detalles sobre los despliegues de EE.UU. serían debatidos el fin de semana y se darían a conocer la próxima semana.

"El secretario (Mike) Pompeo acaba de regresar esta mañana, y los saudíes pidieron capacidades mejoradas", dijo Dunford."No hemos decidido unidades específicas", pero las elegidas ayudarían a mejorar las defensas antimisiles de los países.

Pelosi, demócrata por California, dijo en su declaración que la Cámara de Representantes y el Senado habían aprobado una legislación bipartidista hace meses para bloquear la venta de armas a Arabia Saudí y a los Emiratos Árabes Unidos, así como para condenar la participación de los saudíes en Yemen, dijo Pelosi.

"Una vez más, el presidente Trump está haciendo la vista gorda ante la continua violencia de Arabia Saudí contra yemeníes inocentes, así como su horrible asesinato del periodista Jamal Khashoggi y sus graves abusos de los derechos humanos, que representan una crisis moral y humanitaria", agregó.

Horas después de que Estados Unidos anunció el despliegue, el jefe de la Guardia Revolucionaria de élite de Irán, el general Hossein Salami, advirtió que sus fuerzas "están listas para cualquier escenario". Salami agregó: "Si alguien cruza nuestras fronteras, los golpearemos".