El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, habló en el Army War College en Pennsylvania el lunes, 1 de abril de 2019.
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, habló en el Army War College en Pennsylvania el lunes, 1 de abril de 2019.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, destacó el lunes la importancia de la cooperación entre los diplomáticos y las fuerzas armadas para lograr las metas del gobierno.

Durante una visita al Army War College, una institución de educación militar en Carlisle, Pensilvania, Pompeo habló sobre cómo los diplomáticos y el personal militar tienen que depender entre sí para lograr las metas de política exterior del país.

Pompeo comenzó refiriéndose al general George Patton, uno de los exalumnos del Army War College y dijo que él era casi mítico por su rol como comandante en la Seguda Guerra Mundial e indicó que algunos de sus puntos fuertes fueron adquiridos allí.

“Parte de su entrenamiento ocurrió aquí en el Army War College al igual que el general Eisenhower y el general Collin Powell”, indicó.

La circunstancias geopolíticas ciertamente han cambiado, señaló Pompeo. “Las armas, la nueva tecnología, los métodos de guerra son diferentes, pero lo que fundamentalmente no ha cambiado y no cambiará es la masiva necesidad de liderazgo, tanto militar como civil”.

Según indicó el secretario de Estado “tanto aquí como en el exterior las cualidades de los líderes no han cambiado mucho tampoco”.

Pompeo señaló que “todos ustedes serán puestos a prueba de nuevo y confío en que será pronto, aunque no sé dónde. No sabemos precisamente los desafíos que enfrentarán, pero les puedo asegurar que se presentarán frente a ustedes”.

El secretario de Estado destacó cómo las vidas de los militares y los diplomáticos se interceptan.

“Le digo a mi equipo, hablo sobre cuán importante es lo que hacemos en el Departamento de Estado. Podemos mantener a los hombres y mujeres en uniforme en todo el mundo de forma segura y causar que tengan un trabajo menos difícil y tener menos riesgo con el hecho de que no podríamos tener éxito sin ustedes por tener un enorme nivel de preparación y liderazgo”.

Pompeo resaltó la necesidad de la creíble amenaza de capacidad para que Estados Unidos proyecte su poder militar para que sus esfuerzos diplomáticos tengan la oportunidad de tener éxito en los lugares más difíciles en todo el mundo.

Es fundamental para la gobernanza y la estabilidad en muchos lugares en todo el mundo que el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa trabajen juntos, indicó.

Pompeo dijo que vio eso cuando fue miembro del Congreso, cuando fue director de la Agencia Central de Inteligencia, y que lo ve hoy.

“Lo he visto durante dos décadas en Irak y Afganistán, funcionarios de servicio exterior y personal militar cooperando en lugar de competir por influencia. La lucha contra ISIS, donde gracias a un enorme gran trabajo por parte de grandes líderes militares, el califato de ISIS ha sido derrotado. Y al mismo tiempo hay oficiales hoy en Siria desempeñando un rol crucial distribuyendo ayuda extranjera, trabajando para reconstruir, para desarrollar una resolución diplomática que cree una Siria más estable”.

Pompeo destacó que esta cadena de cooperación entre el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa tiene su comienzo hace mucho tiempo, por lo menos en 1903 cuando el presidente Teddy Roosevelt habló a estudiantes en el War College y pidió que EE.UU. promueva la paz en todo el mundo.

“Ahora más de un siglo después los diplomáticos estadounidenses actúan en el llamado de Teddy Roosevelt a la paz”, indicó Pompeo.