Jim Mattis, sec. de Defensa de EE.UU. y Kirstjen Nielsen, sec. de Seguridad Nacional visitan el Campo Base Donna, en Texas.
Jim Mattis, sec. de Defensa de EE.UU. y Kirstjen Nielsen, sec. de Seguridad Nacional visitan el Campo Base Donna, en Texas.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, defendió el miércoles el uso de tropas en servicio activo en la frontera con México.

Mattis dijo que de alguna manera el emplazamiento les da un buen entrenamiento para la guerra, y lo comparó con uno hecho en 1916 para contrarrestar al general mexicano Pancho Villa.

En declaraciones a la prensa durante una visita a las tropas al sur de Texas, Mattis declinó estimar el costo de la misión, indicando que las cifras que ha recibido hasta ahora no son correctas, pero prometiendo que pronto se sabrá el costo real.

Mattis confirmó que se le había otorgado la autoridad adicional, pero que esperaría una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

​​El jefe del Pentágono dijo que en un plazo de una semana a 10 días, los 5.800 soldados enviados en misión a la frontera habrán completado todas las tareas requeridas inicialmente por la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), aunque se están decidiendo tareas adicionales entre el Pentágono y el Departamento de Seguridad Nacional.

Mattis tampoco dio una fecha para el término de la misión, que actualmente está asignada hasta el 15 de diciembre.

Además de las 5.800 tropas de servicio activo en la frontera, unos 2.100 miembros de la Guardia Nacional están brindando apoyo en el área desde abril.

Críticos han cuestionado el uso de los militares en la frontera donde no hay una amenaza de seguridad discernible, aunque el presidente Donald Trump ha dicho que una caravana de migrantes centroamericanos que viaja hacia Estados Unidos a través de México es una invasión. Pero, desde las elecciones de medio término el presidente apenas si ha mencionado el tema y la presunta amenaza aún no se materializado.

Consultado por periodistas si cree que existe una amenaza de seguridad en la frontera que justifique el uso de militares en servicio activo, el secretario de Defensa dijo que deja esa decisión a la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen, quien lo acompañó en su visita a las tropas el miércoles.

James Mattis, aecretario de Defensa de EE.UU., y Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, responden a las preguntas de los soldados en el Campamento Base de Donna, en Texas. 14 de noviembre de 2018.

​​Ambos se reunieron con los comandantes militares en el área y hablaron a las tropas. Mattis les dijo que su misión es "respaldar" a la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza. "En este momento ese es nuestro papel", les dijo. 

Indicándoles que "los ojos del mundo -ciertamente de todos los estadounidenses- están sobre ustedes", dijo Mattis a los soldados, explicándoles que son parte de una misión no tradicional. "Estamos aquí por el número de ilegales que dicen que van a intentar cruzar ilegalmente a nuestro país", indicó.

Cuando un soldado le preguntó cuáles son los planes a corto y largo plazo de la misión, Mattis dijo que a corto plazo el objetivo es tener suficientes barreras de alambre de púas y de otro tipo en la frontera como ha solicitado la CBP, y a largo plazo el objetivo "está siendo determinado".

"Es algo dinámico, es impredecible...ya veremos", indicó el secretario de Defensa.

El Secretario de Defensa de Estados Unidos Jim Mattis y la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen recorrieron el Campo Base Donna, en Texas. 14 de noviembre de 2018.

​​En una entrevista con periodistas que lo acompañaron a Texas, Mattis rechazó las afirmaciones de críticos, según los cuales la misión ordenada poco antes de las elecciones de medio término del  6 de noviembre, está costando al ejército en preparación para combate, el secretario dijo que oficiales militares le han dicho que el emplazamiento ha sido "un buen entrenamiento" porque es una especie de práctica para el tipo de demandas logísticas como la carga de aviones, que se hace en tiempos de guerra.

"En términos de preparación, de hecho creo que está mejorando nuestro alistamiento para emplazamientos", dijo.

Mattis dijo que la misión, que no incluye la realización de tareas de cumplimiento de la ley, fue revisada por abogados del Departamento de Justicia y considerada un emprendimiento legal. "Obviamente, es una misión moral y ética apoyar a nuestros patrulleros fronterizos'', afirmó.

La periodista de VOA, Celia Mendoza, se encontraba en Donna durante la llegada del secretario de Defensa al campamento para ofrecer todos los detalles.

 

​​

 

Con información de AP