U.S. President-elect Joe Biden announces announces national security team at his transition headquarters in Wilmington, Delaware
John Kerry habla mientras el presidente electo de EE.UU. Joe Biden anuncia a sus nominados y designados de seguridad nacional en su sede de transición en Wilmington, Delaware, EE. UU., 24 de noviembre de 2020.

WASHINGTON - La nieta de dos años de John Kerry se sentó en su regazo cuando el entonces secretario de Estado firmó el acuerdo de París de las Naciones Unidas sobre el cambio climático en nombre de Estados Unidos en 2016.

Cuando el proyectado presidente electo Joe Biden lo nombró el lunes como enviado presidencial especial para el Cambio Climático, un puesto nuevo dentro del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Kerry publicó una foto de ese momento en Twitter.

La imagen habla del compromiso de Kerry de luchar contra el cambio climático como un deber para las generaciones futuras.

"El trabajo que comenzamos con el Acuerdo de París está lejos de estar terminado", escribió. "Regreso al gobierno para que Estados Unidos vuelva a encarrilarse para abordar el mayor desafío de esta generación y las que vendrán".

Los ecologistas aplaudieron la cita.

Former Secretary of State John Kerry speaks during a campaign event in support of Democratic 2020 U.S. presidential candidate…
Exsecretario de Estado John Kerry cuestiona liderazgo global de Trump y exalta a Biden
Kerry ofreció una conferencia de prensa previa a su discurso el martes por la noche en la Convención Nacional demócrata, donde también hablarán el expresidente Bill Clinton y la esposa de Biden.

"Hay pocas personas en el mundo con un historial tan notable en el cambio climático como John Kerry", dijo Andrew Steer, director ejecutivo del Instituto de Recursos Mundiales, en un comunicado.

Kerry jugó un papel decisivo en la negociación del acuerdo de París. Antes de eso, trabajó con funcionarios chinos en un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de esa nación. Tener a los dos principales emisores del mundo a bordo hizo que el camino hacia el acuerdo global fuera más claro.

Sin embargo, muchos republicanos continúan argumentando que el acuerdo de París puso en desventaja a Estados Unidos porque las promesas de reducción de emisiones del país eran mayores que las de otros emisores importantes como China e India. Sin embargo, el acuerdo no requiere que los países cumplan con sus promesas.

Como senador estadounidense por Massachusetts, Kerry patrocinó un proyecto de ley destinado a limitar la producción de energía a partir de combustibles fósiles, el esfuerzo legislativo más completo para lograrlo. El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara de Representantes pero falló en el Senado en 2010.

Fuerte ruptura

Kerry se une a una administración que tiene como objetivo poner el cambio climático en la cima de su agenda. Biden hizo campaña sobre el tema y lo nombró una de sus más altas prioridades al asumir el cargo.

Marcará una fuerte ruptura con la administración Trump.

Además de flexibilizar docenas de regulaciones sobre emisiones de gases de efecto invernadero y productores de combustibles fósiles, el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo climático que firmó Kerry.

La retirada de Estados Unidos del acuerdo climático de París entró en vigor oficialmente el 4 de noviembre, el día después de las elecciones que ganó Biden.

Biden ha dicho que planea volver a unirse al acuerdo poco después de asumir el cargo.

El nombramiento de Kerry "envía una señal poderosa al resto del mundo de que Estados Unidos está listo para volver a asumir un papel de liderazgo climático", dijo un comunicado de John Podesta, fundador del Centro de investigación de políticas de izquierda para el Progreso Americano y Christy Goldfuss, directora de energía y medio ambiente de la PAC.

Cambio climático y seguridad nacional

Su trabajo incluirá no solo reparar las relaciones desgastadas en los años de Trump. Los científicos dicen que se está acabando el tiempo para que el mundo haga los recortes drásticos en las emisiones necesarios para evitar un cambio climático catastrófico. Kerry necesita convencer a otros países para que hagan mucho más.

"Él es muy consciente de que el cometido de los próximos años no es sentarse en las grandes salas de negociaciones de la ONU para dar los toques finales al reglamento de París, sino movilizar al mundo en torno a áreas clave de acción", dijo el exasesor de energía de la administración Obama, Paul Bodnar la agencia de noticias Reuters.

Si bien no se establecen los deberes del nuevo enviado climático, Kerry será parte del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Es la primera vez que el tema tendrá un lugar propio en la mesa, aunque incluso el Departamento de Defensa, tanto bajo las administraciones demócrata como republicana, ha considerado al cambio climático como un "multiplicador de amenazas", lo que agrava las tensiones existentes.

Más recientemente, un informe de 2019 comienza diciendo: "Los efectos de un clima cambiante son un problema de seguridad nacional con impactos potenciales para el Departamento de Defensa ... misiones, planes operativos e instalaciones".

Si bien Kerry se centrará en el cambio climático en la política exterior, el equipo de Biden dice que planea nombrar a otro funcionario para dirigir los esfuerzos internos.