El secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, inicia en Brasil una gira por América Latina.
El secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, inicia en Brasil una gira por América Latina.

El secretario de Defensa Jim Mattis es el más reciente funcionario estadounidense de alto perfil que visita América del Sur en las últimas semanas para señalar la fortaleza de las alianzas interamericanas en medio del creciente interés de los competidores estadounidenses en la región.

En declaraciones a la prensa mientras viajaba a Brasil el domingo, Mattis dijo que la participación de Rusia y China en América del Sur ha tenido "cero impacto" en las relaciones entre militares con los socios latinoamericanos.

El secretario de Defensa dijo que Estados Unidos apoya "decisiones soberanas de estados soberanos" y advirtió contra posibles "incursiones dañinas de otras naciones".

"Hay más de una forma de perder la soberanía en este mundo. No es solo por bayonetas. También puede ser por países que vienen con regalos y grandes préstamos... acumulando una deuda masiva en países que saben que no podrán pagarla", dijo Mattis, en lo que parecía ser una crítica a los préstamos chinos a países como Venezuela.

El análisis de este escenario y su impacto en la región se plantea en esta entrevista de la Voz de América con el Dr. Jorge Malena, director de la Carrera de Estudios de China Contemporánea en la Universidad del Salvador en Argentina.

El experto destaca que se percibe una creciente presencia de China en la región debido a diversos factores tales como la necesidad del país asiático de insumos que tiene la región latinoamericana, la presencia de gobiernos afines al gobierno chino y la desatención de Estados Unidos al hemisferio en los últimos años.

Escuche
El Dr. Jorge Malena dialoga sobre la influencia de China en América Latina

El viaje de Mattis a la región sigue a una visita de un alto almirante de la Armada, el jefe de Operaciones Navales, John Richardson a Colombia, Chile, Argentina y Brasil.

Hablando con los periodistas en ruta a Brasil el domingo, el secretario de Defensa, Jim Mattis, también se refirió a la creación dela fuerza espacial anunciada por el presidente Donald Trump. Dijo que ha sido un punto de discusión desde los primeros días de la administración Trump.

“No estaba en contra de establecer una Fuerza Espacial. Lo que yo estaba en contra es apresurarme a hacer eso antes de definir esos problemas. Tuvimos un año, más de un año, para definirlos, y la organización y solución en términos de institucionalizar el impulso hacia adelante es muy importante”, indicó Mattis.

Mattis agregó que la transición ocurrirá en fases, con una nueva rama de servicio establecida si el Congreso lo aprueba. El Congreso es la única rama del gobierno que tiene la autoridad para aprobar la creación de una nueva división militar.

En una carta a los miembros del Congreso en octubre pasado, Mattis escribió que "se oponía a la creación de un nuevo servicio militar y niveles organizativos adicionales en un momento en que nos enfocamos en reducir los gastos indirectos y en integrar las funciones conjuntas de combate".

Colaboración con la entrevista de Gioconda Tapia Reynolds