Grafton Thomas está acusado de apuñalar a cinco personas el sábado por la noche con lo que la denuncia penal describió como un "machete".
Grafton Thomas está acusado de apuñalar a cinco personas el sábado por la noche con lo que la denuncia penal describió como un "machete".

Fiscales federales presentaron el lunes cargos de crímenes de odio contra un hombre acusado de llevar a cabo un ataque durante una celebración de Janucá en la casa de un rabino al norte de la ciudad de Nueva York, diciendo que el sospechoso mantenía diarios con referencias a Adolf Hitler y la "Cultura nazi".

La Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York presentó los cargos. Un día antes, el sospechoso, Grafton Thomas, fue procesado por cinco cargos de intento de asesinato en un tribunal estatal en la ciudad de Ramapo.

Thomas está acusado de apuñalar a cinco personas el sábado por la noche con lo que la denuncia penal describió como un "machete" después de irrumpir en una celebración de Janucá a la que asistían decenas de personas en la casa del rabino Jaim Rottenberg en Monsey, a unos 48 kilómetros al norte de Nueva York. La ciudad está en el condado de Rockland, hogar de una gran comunidad judía ortodoxa.

Se esperaba que el sospechoso comparezca en un tribunal federal en White Plains el lunes por la tarde para enfrentar cinco cargos de obstrucción al ejercicio libre de creencias religiosas que implican un intento de matar y el uso de un arma peligrosa que resulta en daños corporales.

Las publicaciones escritas a mano confiscadas en la casa del sospechoso en Greenwood Lake, Nueva York, contenían sentimientos antisemitas que incluyen "referirse a 'Adolf Hitler' y la 'cultura nazi'", así como un dibujo de una esvástica, dijo la agente del FBI Julie Brown en la denuncia. 

Ella dijo que su teléfono celular se usó para buscar "¿Por qué Hitler odiaba a los judíos" el 9 de noviembre, el 3 de diciembre, el 7 de diciembre y el 16 de diciembre. 

Brown también dijo que el teléfono mostró búsquedas de templos judíos en Elizabeth, Nueva Jersey y Staten Island, ambos el 18 de diciembre, y de compañías estadounidenses prominentes fundadas por judíos el 27 de diciembre. 

Al día siguiente, 28 de diciembre, el teléfono se usó para acceder a un artículo titulado "La ciudad de Nueva York aumentó la presencia policial en los barrios judíos después de posibles ataques antisemitas. Esto es lo que hay que saber".

La denuncia identifica a las víctimas del ataque del sábado solo por iniciales. Cuatro de las cinco personas apuñaladas fueron liberadas después de ser tratadas en un hospital local. Uno aún estaba hospitalizado con una fractura de cráneo, según informaron funcionarios al New York Times.

Con información de Reuters, AP