FILE PHOTO: FILE PHOTO: U.S. Federal Reserve Chairman Jerome Powell  speaks in Washington
El presidente de la Reserva Federal, o banco central de Estados Unidos, advirtió que aún falta otro paquete de alivio económico.

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, advirtió el martes que la recuperación de la economía tras la recesión desatada por el coronavirus podría desfallecer si el virus no es controlado y si el crecimiento económico no es sostenido.

Powell pidió más ayuda para los hogares y negocios, incluyendo pagos ampliados de seguro por desempleo, pagos a los jefes de hogares y ayuda financiera para los pequeños negocios.

Powell le dijo a la Asociación Nacional de Economía de Negocios que la asistencia gubernamental ha ayudado a generar crecimiento económico, pero agregó que ciertas tendencias negativas podrían surgir sin más acción del gobierno.

“La expansión económica está aún lejos de haberse completado”, dijo Powell. “Muy poco apoyo podría producir una recuperación débil, creando dificultades innecesarias para los hogares y los negocios. Al pasar del tiempo, las insolvencias de los hogares y las bancarrotas de los negocios aumentarían, afectando la capacidad productiva de la economía, y frenando el aumento en los salarios”.

La recuperación económica se ha ralentizado en meses recientes tras una rápida mejoría en mayo y junio. Los ingresos se redujeron en agosto y el crecimiento del empleo se desaceleró en septiembre a 661.000 nuevos empleos, significativamente menos que los 1,5 millones de nuevos empleos en agosto y 1,8 millones en julio.

Si la recuperación se desacelera demasiado, Powell advirtió que podría haber “consecuencias trágicas para hogares ingresos más bajos, ocasionando más inequidad y una dinámica en la que “la debilidad se alimenta de debilidad”.

Powell ha urgido reiteradamente al Congreso a aprobar otro paquete de auxilio económico. El Congreso aprobó previamente un paquete de rescate por dos trillones de dólares en marzo, así como medidas anteriores que él catalogó como “realmente extraordinarias”.

La presidente del Congreso, Nancy Pelosi y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, estaban negociando un paquete de rescate de unos 2 mil millones de dólares o más, pero este martes el presidente Donald Trump anunció que ha ordenado la suspensión de las negociaciones hasta después de las elecciones del 3 de noviembre.