El ex enviado especial a Ucrania Paul Volker declaró este martes 19 de noviembre en las audiencias de juicio político al presidente Donald Trump en la Cámara de Representantes.
El ex enviado especial a Ucrania Paul Volker declaró este martes 19 de noviembre en las audiencias de juicio político al presidente Donald Trump en la Cámara de Representantes.

Kurt Volker, el ex enviado especial de Estados Unidos para Ucrania, respaldó el martes al demócrata Joe Biden durante su audiencia en el proceso sobre juicio político contra el presidente Donald Trump, rechazando las “teorías de conspiración” que defienden el mandatario y algunos de sus aliados.

Volker dijo que conoce a Biden desde hace más de dos décadas y que es un hombre honorable, y rechazó las acusaciones de corrupción que supuestamente Trump quería que fueran investigadas por Ucrania a cambio de ayuda militar.

Convocado por los republicanos para testificar, Volker afirmó en su declaración de apertura que nunca se percató “de que investigar la corrupción en Ucrania se había mezclado con investigar a Biden”.

La corrupción a gran escala en Ucrania era “plausible”, pero no así la corrupción por parte de Biden, subrayó.

Señaló que los legisladores que actualmente gobiernan en Ucrania no tienen nada que ver con las denuncias de interferencia en las elecciones de Estados Unidos en 2016, porque “ellos estaban haciendo programas de televisión en esa época”.

Antes de ser elegido presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky era un actor, un comediante y un empresario.

Volker mencionó que el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, había dicho que quería que Ucrania investigara las denuncias de interferencia en 2016.

Junto a Volker compareció ante la Cámara de Representantes Tim Morrison, un ex asesor del Consejo de Seguridad Nacional, dijo que temía el impacto de la divulgación de la llamada telefónica del 25 de julio entre los presidentes Trump y Zelensky en el clima político de Washington.

Morrison, quien también compareció a solicitud de los miembros republicanos de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja, dijo desde el principio que no estaba en el estrado para cuestionar el “carácter o la integridad” de sus colegas.

El ex asesor de seguridad nacional Tim Morrison estuvo presente durante la polémica llamada telefónica entre el presidente Donald Trump y su homólogo ucraniano Volomir Zelensky el 25 de julio de 2019.

 

"Mis temores han sido confirmados”, señaló. “Comprendo la gravedad de estos procedimientos (las audiencias de juicio político), pero les pido que no pierdan de vista el conflicto militar que todavía existe en el este de Ucrania (entre Ucrania y Rusia y separatistas prorrusos)”.

Morrison dijo también que él dejó el Consejo Nacional de Seguridad por decisión propia y no por presiones para que renunciara.

Los demócratas dicen que podría haber bases para el juicio político en el intento de Trump de presionar al presidente ucraniano para que investigara a Biden y las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, mientras retenía asistencia militar que ya había sido aprobada por el Congreso.

Trump afirma que no hizo nada indebido y ha restado importancia a las audiencias.

Volker y Morrison fueron convocados por los republicanos de la Cámara de Representantes para declarar en las audiencias sobre un posible juicio político al presidente Donald Trump.