The entrances to the Naval Air Station-Corpus Christi are closed following an active shooter threat, Thursday, May 21, 2020, in Corpus Christi, Texas. Naval Air Station-Corpus Christi says the shooter was "neutralized" and the facility is on lockdown. (Annie Rice/Corpus Christi Caller-Times via AP)
La entrada a la Base Aérea Naval en Corpus Christi, Texas, fue cerrada tras un tiroteo el 21 de mayo de 2020.

Un tiroteo en una estación aérea naval de Texas que hirió a un marinero y dejó al atacante muerto la madrugada del jueves estaba siendo investigado como "relacionado con el terrorismo", dijo el FBI, pero divulgó pocos detalles de por qué.

El sospechoso fue identificado como Adam Alsahli de Corpus Christi, según tres funcionarios familiarizados con la investigación que no estaban autorizados a hablar en público y hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato.

Alrededor de las 6:15 a.m., el hombre armado intentó acelerar en su vehículo a través de un portón de seguridad en la Estación Aérea Naval Corpus Christi, abriendo fuego e hiriendo al marinero, un miembro de la seguridad de la base, dijeron funcionarios estadounidenses.

Pero el marinero pudo darse vuelta y presionar el interruptor que levantó una barrera, evitando que el hombre ingresara a la base, dijeron los funcionarios. Otro funcionario de seguridad disparó y mató al atacante.

Hubo una preocupación inicial de que podría tener un dispositivo explosivo, pero los expertos de la Marina registraron el área y el automóvil y no encontraron nada.

El FBI está investigando el tiroteo como "relacionado con el terrorismo", dijo la agente especial del FBI Leah Greeves en una conferencia de prensa el jueves por la tarde, y los investigadores estaban trabajando para determinar si había una segunda persona de interés en la comunidad.

"Hemos determinado que el incidente de esta mañana en la Estación Aérea Naval-Corpus Christi está relacionado con el terrorismo", dijo Greeves. "Estamos trabajando diligentemente con nuestros socios estatales, locales y federales en esta investigación, que es fluida y está evolucionando", agregó.

Greeves no dio detalles sobre un motivo potencial ni especificó qué llevó a los investigadores a creer que el tiroteo está relacionado con el terrorismo.

Los investigadores federales tampoco proporcionaron ninguna información sobre la "segunda posible persona relacionada de interés en general en la comunidad" o por qué creen que ese es el caso.

Los funcionarios aún estaban trabajando para procesar la escena del crimen, dijo Greeves.

La oficina de campo del FBI en Houston ha tomado la delantera en la investigación y ni los investigadores ni la Marina proporcionaron detalles sobre el agresor o un posible motivo.

El fiscal general William Barr fue informado sobre el tiroteo, dijo una portavoz del Departamento de Justicia. La instalación estuvo cerrada durante aproximadamente cinco horas el jueves por la mañana, pero eso se levantó poco antes del mediodía.

El tiroteo del jueves se produce meses después de que un oficial de la Fuerza Aérea de Arabia Saudita que estaba entrenando en una base de la Marina en Florida mató a tres marineros estadounidenses e hirió a otras ocho personas en un tiroteo que los funcionarios describieron como un acto de terrorismo.

Los principales funcionarios de las fuerzas federales del orden de Estados Unidos dijeron esta semana que el hombre armado en el ataque de diciembre, Mohammed Saeed Alshamrani, había estado en contacto con agentes de Al Qaeda sobre planificación y tácticas en los meses previos al tiroteo. Alshamrani fue muerto por un ayudante del sheriff.