Trump rechazó la declaración del presidente de la Comisión Judicial de la cámara, Jerrold Nadler, de que había presionado a Ucrania para que interfiriera en las elecciones presidenciales del año próximo.
Trump rechazó la declaración del presidente de la Comisión Judicial de la cámara, Jerrold Nadler, de que había presionado a Ucrania para que interfiriera en las elecciones presidenciales del año próximo.

El presidente de los Estados Unidos calificó como una "cacería de brujas" los dos cargos de destitución revelados contra él el martes por la mañana por los demócratas de la cámara.

Trump se refirió a ese término a menudo usado nuevamente en un tuit de dos palabras después del anuncio de los presidentes de las comisiones de la cámara para proceder con el proceso de legislación punitivo en su contra.

 

Trump también rechazó la declaración del presidente de la Comisión Judicial de la cámara, Jerrold Nadler, de que había presionado a Ucrania para que interfiriera en las elecciones presidenciales del año próximo.

"Tanto el presidente como el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania dijeron, muchas veces, que "NO HABÍA PRESIÓN", escribió Trump en Twitter. "Nadler y los demócratas lo saben, ¡pero se niegan a reconocerlo! ".

 

Nadler dice que su comisión se reunirá esta semana para considerar los cargos de abuso de poder y obstrucción del congreso.

La comisión deberá votar sobre los artículos de juicio político antes de que puedan enviarse a la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, para su consideración.

Los legisladores de los partidos demócrata y republicano predicen que Trump será enjuiciado en la Cámara, pero no será declarado culpable en un juicio en el senado, que es controlado por el partido del presidente.

Los funcionarios de la Casa Blanca también consideran inevitable la destitución del presidente y predicen que no dañará, y tal vez incluso podría dar valor, la base que lo respalda para las elecciones del próximo noviembre.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, acusó a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y a los demás demócratas en el Congreso de haber planeado expulsar a Trump desde que comenzó su mandato en enero de 2017.

"El anuncio de dos artículos de juicio político sin fundamento no perjudica al presidente, perjudica al pueblo estadounidense, que espera que sus funcionarios electos trabajen en su nombre para fortalecer a nuestra nación. El presidente abordará estos cargos falsos en el Senado y espera ser completamente exonerado, porque no hizo nada malo", aseguró Grisham.

Trump también criticó al director de la Oficina Federal de Investigaciones luego de la publicación del informe del inspector general del Departamento de Justicia que examina la investigación del FBI sobre la campaña electoral de 2016 de Trump.

El informe encontró fallas en el manejo de la investigación por parte del buró, pero no encontró evidencia directa de sesgo político para su lanzamiento.

El director Christopher Wray "nunca podrá arreglar el FBI", dijo Trump en Twitter el martes. Wray, el día anterior, señaló que acepta los hallazgos del informe de 435 páginas.

Sin embargo, el Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, insiste a pesar de la conclusión del informe, que el FBI lanzó "una investigación intrusiva de una campaña presidencial de los Estados Unidos sobre la más leve de las sospechas que, en mi opinión, fueron insuficientes para justificar los pasos dados".

Trump se pone del lado del fiscal general y no está de acuerdo con el director del FBI, ambos nombrados por el presidente.

"No sé qué informe estaba leyendo el actual director del FBI Christopher Wray, pero seguro que no fue el que me dieron", tuiteó Trump. "Con ese tipo de actitud, ¡nunca podrá arreglar el FBI, que está muy fracturado a pesar de que algunos de los mejores hombres y mujeres trabajan allí!"

La entidad de inteligencia de Estados Unidos concluyó que Rusia interfirió en las elecciones estadounidenses de 2016 y ha expresado su preocupación de que Moscú intente hacer lo mismo nuevamente en 2020.

Trump, junto con el secretario de Estado Mike Pompeo, se reunirá en la Casa Blanca con el canciller ruso, Sergey Lavrov, más tarde este martes.