U.S. President Trump arrives to spend at least several days at Walter Reed National Military Medical Center in Bethesda, Maryland
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega al hospital militar Walter Reed, donde pasará varios días después de dar positivo por COVID-19.

WASHINGTON DC - El presidente de Estados Unidos, el país del mundo con más casos confirmados de COVID-19, dio positivo por el virus el jueves en la noche, a casi un mes de las elecciones donde busca su reelección.

Menos de 24 horas después de que se supiera de su diagnóstico, Trump fue trasladado al hospital militar Walter Reed, donde "pasará los próximos días", según informó la Casa Blanca el viernes. Su esposa, Melania, también dio positivo por el virus. 

Además de ellos, una de sus asesoras más cercanas, Hope Hicks, la asesora del presidente Kellyanne Conway, la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, un senador republicano, Mike Lee, y tres periodistas que cubren la Casa Blanca han dado también positivo por el nuevo coronavirus, sonando las alarmas entre los expertos sanitarios de la posibilidad de que haya habido eventos o personas superpropagadoras.

El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, quien compartió escenario con Trump durante el primer debate presidencial, celebrado el martes, informó que dio negativo a la prueba, al igual que su esposa, Jill Biden.

Con el reloj de los comicios corriendo, surgen varios interrogantes sobre cómo podría afectar la noticia la campaña electoral. La Voz de América responde a algunas de estas dudas.

¿Se pueden posponer las elecciones?

La Constitución dictamina que es el Congreso quien determina la fecha de las elecciones y, por medio de una ley federal, se estableció que sería el primer martes después del primer lunes de noviembre, cada cuatro años.

Para poder retrasar la fecha de las elecciones, por lo tanto, debería cambiarse, por medio de un proyecto de ley que tendría que ser aprobado por mayoría tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. Este escenario parece improbable, dada la división partidista en el legislativo.  

Independientemente del día como tal de la votación, el mandato presidencial termina, según la enmienda 20 de la Constitución, el 20 de enero al mediodía. Es decir, el mandato Trump y el vicepresidente Mike Pence, en caso de victoria demócrata en los comicios, acabaría entonces.

Las elecciones, además, ya han comenzado con la votación anticipada en varios estados: más de 2.8 millones de votos se han depositado a estas alturas, según datos del Proyecto de Elecciones de la Universidad de Florida.  

“Los comicios ya están en marcha en algunas partes del país y seguirán adelante; no veo que vaya a haber ningún esfuerzo por cambiar la fecha”, dijo a la VOA Susan Low Bloch, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Georgetown.

 ¿Qué pasa si un presidente queda incapacitado para gobernar?

El presidente puede transferir el poder al vicepresidente, según la enmienda 25 de la Constitución. En este caso, Mike Pence se convertiría en el presidente interino.

Hay varios precedentes en la historia contemporánea de EE.UU. en los que un mandatario invocó esta enmienda. Los más recientes en 1974, cuando el presidente Ronald Reagan fue sometido a una operación por cáncer de colón, y bajo el mandato de George W. Bush, cuando el entonces presidente fue sometido a dos colonoscopias.

U.S. President Trump arrives to spend at least several days at Walter Reed National Military Medical Center in Bethesda, Maryland
Trump: "Creo que estoy muy bien"
El mandatario anunció de madrugada que dio positivo por covid. La Casa Blanca ha informado que está recibiendo un tratamiento a base de un "cóctel de anticuerpos".

Si el presidente no estipula una transferencia de poder, la enmienda 25 dice que la mayoría del gabinete puede aprobarla, informando al Congreso que el presidente no puede llevar a cabo sus labores, explicó a la VOA Todd Belt, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad George Washington.

La siguiente persona en la línea de sucesión es la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

¿Cómo va a afectar la campaña?

El próximo debate presidencial está programado para el 15 de octubre. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), recomiendan un mínimo de 10 días de aislamiento desde que una persona da positivo por coronavirus. Ninguna de las dos campañas se ha pronunciado sobre si se postergará o no el debate o sobre si se hará de manera virtual.

Además de los debates, los mítines multitudinarios o eventos de campaña masivos, podrían ser todos suspendidos para proteger la salud del presidente.  

La semana antes de dar positivo por coronavirus, el presidente viajó a Pennsylvania para un evento de campaña, celebró una ceremonia de nominación en Washington para la jueza Amy Coney Barret, viajó a Cleveland, para el debate presidencial, a Minnesota, para un mitin, y a Nueva Jersey, para un evento de recaudación de fondos.

Ahora, con varias personas del partido Republicano y de la Casa Blanca dando positivo por coronavirus, debe comenzarse una tarea de rastreo, explicó Michael Mina, profesor de Epidemiología en la Universidad de Harvard.

“Si logran rastrear [el virus] a una persona, al menos eso les dará un sitio definitivo para determinar que ahí fue donde el presidente estuvo expuesto y estas son todas las personas que podrían resultar infectadas desde entonces”, dijo el experto.

Por el momento la Casa Blanca aseguró que el presidente únicamente experimenta síntomas leves, y continuará tomando las  decisiones como líder de la nación.