FILE PHOTO: An assembly line worker works on the production line at Renegade RV manufacturing plant in Bristol, Indiana, U.S.,…
Las nuevas regulaciones del Departamento de Trabajo de EE.UU. buscan que los trabajadores estadounidenses no sean puestos de lado ante un trabajador extranjero si ambos tienen las mismas calificaciones.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos anunció el martes la regla final –provisional- que establece cómo se debe emplear a los trabajadores no inmigrantes, con el fin de “proteger los salarios de los trabajadores estadounidenses”.

La Regla Final Provisional (IFR, por sus siglas en inglés) ha sido dada a conocer tras la reforma de la metodología de salario que utilizaba la entidad en diversos programas para trabajadores extranjeros.

“El Departamento de Trabajo de Estados Unidos está fortaleciendo las protecciones salariales, abordando los abusos en estos programas de visas y asegurando que los trabajadores estadounidenses no sean socavados por mano de obra extranjera más barata”, dijo el Secretario de Trabajo, Eugene Scalia.

Sin embargo, la comunicación explica que “Cuando los empleadores en EE. UU. busquen emplear una visa H-1B, H-1B1 o E-3, deben dar fe de que pagarán a los trabajadores no inmigrantes, durante el período de empleo autorizado, el mayor entre el salario prevaleciente o el salario real pagado a otros empleados con experiencia y calificaciones similares”.

President Donald Trump speaks during a meeting with U.S. tech workers, before signing an Executive Order on hiring American…
El Gobierno de EE.UU. restringe la contratación de trabajadores extranjeros
La firma del decreto 'Contrata Estadounidenses' se suma a otras medidas adoptadas por Washington desde el comienzo de la pandemia para garantizar que sus ciudadanos no tienen que competir con aspirantes de otros países.

De igual modo, precisa la nueva regla, cuando un empleador busque contratar a un inmigrante bajo una clasificación EB-2 o EB-3, este “debe buscar contratar trabajadores estadounidenses para el puesto utilizando un salario prevaleciente emitido por el Departamento”, de lo contrario buscará  un trabajador extranjero disponible.

El Departamento de Trabajo establece que tales reglas protegerán a los trabajadores estadounidenses “de la competencia desleal planteada por la entrada de mano de obra extranjera de menor costo en el mercado laboral”.

Finalmente la entidad instó a los empleadores a usar la nueva reglamentación “para calcular las tasas salariales vigentes” y que con ello se refleje con precisión lo que hacen los trabajadores estadounidenses para que quienes ofrezcan los empleos “no puedan utilizar trabajadores extranjeros en lugar de trabajadores estadounidenses”.