FILE PHOTO: U.S. President-elect Joe Biden receives a national security briefing in Wilmington, Delaware, U.S., November 17,…
El proyectado presidente electo Joe Biden tendrá acceso, entre otras cosas, a espacios en oficinas federales para recibir información de inteligencia.[Foto: Delaware, el 17 de noviembre de 2020]

La Administración General de Servicios determinó el lunes que el proyectado presidente electo Joe Biden es ahora elegible para ciertos recursos y accesos, bajo una ley de 1964 que promueve una transición ordenada del poder ejecutivo en Estados Unidos.

Entre este momento y su inauguración el 20 de enero, Biden estará formando su administración, colocando personal para iniciar el desarrollo de su visión política cuando comience su término y poder manejar inmediatamente los aspectos de seguridad nacional inherentes al cargo.

El equipo de transición obtuvo acceso al dominio de internet del gobierno y a sus correos electrónicos, lanzando rápidamente el sitio buildbackbetter.gov.

Biden recibirá información sobre amenazas clasificadas a la seguridad nacional, operaciones militares encubiertas y decisiones pendientes que pueda tener la administración Trump sobre posibles usos futuros de la fuerza militar.

Miembros del equipo de transición y personas seleccionadas para posiciones de seguridad nacional podrán comenzar a recibir autorizaciones de seguridad necesarias para ejercer su trabajo. Los nominados clave participarán también en sesiones de orientación para familiarizarlos con el funcionamiento y las mejores prácticas de una agencia del gobierno.

La administración Trump llevará a cabo ejercicios de preparación de conducta con el equipo de Biden.

Los jefes de agencias del gobierno comenzarán a trabajar con funcionarios de transición para garantizar un traspaso de poderes uniforme y una ejecución ininterrumpida de las operaciones del gobierno.

Esto incluye esfuerzos como la comunicación con expertos de salud sobre los planes para distribuir una vacuna para el coronavirus.

El equipo de Biden puede hacer uso de hasta 6,3 millones de dólares de financiamiento federal para sus operaciones de transición. También obtiene acceso a espacios de oficinas federales, entre ellas áreas donde Biden pueda recibir informes de inteligencia clasificados.