Federal law enforcement officers deployed under the Trump administration's new executive order face off with protesters
La policía en Portland roció con gases lacrimógenos a manifestantes que el 22 de julio protestaban frente a la sede del principal tribunal en esa ciudad del estado de Oregón.

Agentes federales de Estados Unidos lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes reunidos frente al tribunal federal en Portland, Oregón, el miércoles por la noche.

Los manifestantes han protestado durante 56 días consecutivos contra la violencia policial, la desigualdad racial y el reciente despliegue de las fuerzas federales en la ciudad.

El alcalde Ted Wheeler estaba el miércoles por la noche entre quienes se encontraban junto a una valla frente al tribunal,  cuando los agentes dispararon el gas lacrimógeno.

El alcalde había llegado al área de protestas más temprano y expresó su solidaridad con la multitud, pero su presencia fue rechazada en gran medida por los asistentes.

Wheeler ha sido criticado por no controlar la fuerza policial de la ciudad, la que amenazó su propio uso de la fuerza con gases lacrimógenos y arrestos el miércoles por la noche. Otros, incluidos los propietarios de negocios que han visto interrumpidas sus operaciones por las protestas, dicen que Wheeler no logró controlar la situación.

También el miércoles, el fiscal general de Oregón presentó una demanda acusando a los agentes federales de arrestar a los manifestantes sin causa y usar fuerza excesiva, algo que las autoridades federales han disputado.

El Departamento de Justicia está enviando agentes federales de seguridad como parte de la Operación Leyenda a Kansas City, Missouri, Albuquerque, en el estado de Nuevo México, y a la ciudad más grande del medio oeste del país, Chicago en Illinois, para tomar medidas enérgicas contra una oleada de violencia y asesinatos.

Portland no es parte de esta operación, aunque los agentes federales están siendo utilizados allí en la primera línea de la protesta.

El presidente Donald Trump ha dicho que ciudades como Chicago, dirigida por miembros del Partido Demócrata, han "abdicado de su deber" y abrazaron a "la extrema izquierda radical" para desmantelar los departamentos de policía.

"Bajo la Operación Leyenda, también enviaremos pronto la policía federal a otras ciudades que necesiten ayuda", dijo. "Mi administración trabajará para eliminar a los delincuentes peligrosos desatados por estas políticas mortales y, francamente, por estos políticos mortales".

Federal law enforcement officers are seen during a demonstration against the presence of federal law enforcement officers and…
Un centenar de agentes federales han sido desplegados en Portland
.

Líderes de las ciudades de Portland, Albuquerque, Chicago y otros 12 alcaldes, que se oponen al envío de fuerzas federales, enviaron una carta a la Administración Trump pidiendo la retirada inmediata de sus fuerzas y no realizar más despliegues unilaterales ciudades de Estados Unidos.

David Chipman, un asesor principal de políticas en el Giffords Law Center, una onegé que trabaja para prevenir la violencia armada, le dijo a la Voz de América que cuando era agente de la agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, “estaba orgulloso de trabajar con líderes locales cuando necesitaban ayuda corrigiendo errores", pero que las acciones recientes ordenadas por el presidente Trump en Portland y sus declaraciones sobre problemas en otras ciudades “dejan en claro que él piensa que las fuerzas del orden público federales son sus piezas de ajedrez personales para la toma de poder partidista".

Este jueves, el organismo de control interno del Departamento de Justicia de Estados Unidos lanzó investigaciones sobre el uso de la fuerza por agentes federales en Portland, Oregón y Washington durante las protestas contra la violencia policial, informó Reuters.

El inspector general Michael Horowitz dijo que su oficina iniciará una investigación sobre las denuncias de que agentes federales usaron fuerza excesiva contra manifestantes pacíficos en Portland y una revisión por separado de las acciones tomadas contra los manifestantes en Lafayette Square, cerca de la Casa Blanca, el 1 de junio pasado.