El secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, dijo que la Fuerza Quds iraní sigue siendo una amenaza en la región. Foto de archivo.
El secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, dijo que la Fuerza Quds iraní sigue siendo una amenaza en la región. Foto de archivo.

WASHINGTON - Estados Unidos no cree que Irán lance nuevas represalias por la muerte de uno de sus más importantes comandantes militares en un ataque de dron estadounidense, expresó el domingo el secretario de defensa Mike Esper.

El régimen iraní, dijo Esper, se encuentra bajo amenaza interna debido a las protestas por el derribamiento de un avión civil ucraniano.

"El pueblo iraní se ha alzado en defensa de sus derechos, de sus aspiraciones a un mejor gobierno", declaró Esper al programa "Face The Nation" de la CBS.

Las protestas en Irán son a consecuencia de la admisión del gobierno iraní de que derribó al avión ucraniano por error, en el momento en que lanzó misiles contra bases estadounidenses en Irak como represalia de su general, Qassem Soleimani.

El derribamiento del avión ucraniano terminó con las vidas de las 176 personas a bordo.

Esper afirmó que la Fuerza Quds iraní sigue siendo una amenaza en la región pero que los planes específicos de ataques ideados por Soleimani habían sido "frustrados".

Presionado para que comentara la declaración de Trump en una entrevista de Fox News de que el presidente creía que Soleimani había planeado atacar a cuatro embajadas estadounidenses. Esper dijo que compartía la creencia de que Soleimani estaba planeando ataques en múltiples instalaciones de EE.UU., pero no dijo que estos incluían cuatro embajadas.

Añadió que sigue en pie la oferta estadounidense de renegociar el acuerdo nuclear con Irán sin condiciones.