Tras dos años de esfuerzo y preparación, la Banda El Salvador 'Grande Como Su Gente', integrada por estudiantes de 52 municipios del país, llegó a Los Ángeles para participar en el Desfile de las Rosas.

El sueño de participar en el Desfile de las Rosas está más cerca de convertirse en realidad para 200 jóvenes músicos y bailarines salvadoreños. Los integrantes de la banda estudiantil llegaron a Los Ángeles para comenzar una gran aventura.

Tras dos años de esfuerzo y preparación, la Banda El Salvador 'Grande Como Su Gente', integrada por estudiantes de 52 municipios del país, llegó a la ciudad estadounidense para participar en el Desfile de las Rosas, el más grande de Estados Unidos y que se celebra cada año en el día de Año Nuevo. 

“Queremos dar a conocer al mundo entero que El Salvador tiene talento. El Salvador tiene alegría tiene buenos músicos, tiene buenos bailarines y bailarinas. El Salvador es un país pequeñito en extensión territorial pero grande en corazón”, dijo a la Voz de América Juan Carlos Lovato, director de la banda.

Es la tercera vez que El Salvador se clasifica para el Desfile de las Rosas. En 2008 y 2013, los estudiantes hicieron el viaje en autobús – una jornada de más de cinco días. Pero gracias al Comité Salvadoreño El Piche, que coordinó toda la logística, en esta ocasión, los chicos viajaron en avión.

El primer grupo de la banda 'El Salvador Grande Como Su Gente' aterrizó en el aeropuerto internacional de Los Ángeles después de las 11 de la mañana, pero tardaron bastante tiempo en pasar por aduana, debido al volumen del grupo.

Unos 112 de los más de 200 estudiantes de la banda llegaron en el primero de cuatro vuelos y fueron recibidos con gran entusiasmo por un grupo de voluntarios que ha trabajado con esmero para que este sea un viaje inolvidable.

“Ellos van a tener una agenda bien apretada, van a estar en Disneylandia en La montaña mágica en un concierto con la comunidad, concierto de festivales de bandas, un recorrido por el Rose Bowle para tomar la foto oficial y el gran día el primero de enero”, contó Enot Rubio, presidente del Comité Salvadoreño El Piche.

En su primer día, los jóvenes músicos tuvieron la oportunidad de hacer un poco de turismo en el centro histórico de la Placita Olvera, antes de ir al hotel y esperar al resto de sus compañeros.