Es poco probable que la publicación de la revisión del inspector general Michael Horowitz sofoque las batallas partidistas que han rodeado a la investigación de Rusia.
Es poco probable que la publicación de la revisión del inspector general Michael Horowitz sofoque las batallas partidistas que han rodeado a la investigación de Rusia.

WASHINGTON D.C. - "El FBI estaba justificado al abrir su investigación sobre los lazos entre la campaña presidencial de Trump y Rusia y no actuó con prejuicios políticos, a pesar de las "fallas graves de desempeño" en la cadena de mando de la oficina", dijo el lunes el organismo de control interno del Departamento de Justicia en un informe muy esperado.

Los hallazgos debilitaron la afirmación del presidente Donald Trump de que él era el objetivo de una "caza de brujas".

Sin embargo, sus conclusiones matizadas niegan una reivindicación clara para los partidarios o críticos de Trump. Rechaza las teorías y críticas difundidas por Trump y sus partidarios, al tiempo que encuentra errores y juicios erróneos que los aliados republicanos probablemente explotarán, ya que el presidente enfrenta un probable voto de destitución este mes.

Los legisladores demócratas del Comité Judicial de la Cámara estaban trabajando durante el fin de semana para filtrar las pruebas contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Demócratas se reúnen para elaborar cargos para juicio político contra Trump
Demócratas se reúnen para elaborar cargos para juicio político contra Trump

Trump, en declaraciones en la Casa Blanca poco después de la publicación del informe, afirmó que este mostró "un intento de derrocamiento y mucha gente estaba involucrada".

 

El presidente ha dicho repetidamente que estaba más ansioso por la declaración de John Durham, el fiscal cuidadosamente seleccionado por el Fiscal General William Barr para llevar a cabo una revisión por separado de la investigación de Rusia.

Barr rechazó la conclusión del inspector general de que había pruebas suficientes para iniciar la investigación. "El informe del Inspector General ahora deja en claro que el FBI lanzó una investigación intrusiva de una campaña presidencial de los EE. UU. sobre la más leve sospecha que, en mi opinión, fue insuficiente para justificar los pasos dados", dijo Barr en un comunicado.

Sus comentarios fueron un giro inusual en el sentido de que el fiscal general generalmente no está en desacuerdo con una investigación interna que despeja a una agencia del Departamento de Justicia de mala conducta grave.

El presidente Donald Trump ha dicho que mantiene una relación cordial y de respeto con el presidente ruso, Vladimir Putin.

En una entrevista con The Associated Press, el director del FBI, Chris Wray, dijo que el inspector general encontró problemas que son "inaceptables y no representan quiénes somos como institución". Pero también señaló que el sesgo político no impidió la apertura de la investigación, o los pasos que siguieron, dijo que el FBI está implementando más de 40 acciones correctivas.

Durham, en una breve declaración, dijo que informó al inspector general que tampoco está de acuerdo con la conclusión de que la investigación se abrió correctamente, y sugirió que su propia investigación respaldaría esa afirmación.

El inspector general identificó 17 "inexactitudes u omisiones significativas" en las solicitudes de una orden judicial de la secreta Corte de Vigilancia de Inteligencia Extranjera para monitorear las comunicaciones del ex asesor de campaña de Trump, Carter Page, y las renovaciones de órdenes posteriores.

Los errores, dijo, resultaron en "aplicaciones que hicieron parecer que la información que respalda la causa probablemente fue más fuerte de lo que realmente fue el caso".

La declaración del inspector general del Departamento de Justicia reveló por primera vez que el FBI también había enviado un informante para grabar una conversación con un "funcionario de campaña de alto nivel de Trump", que no fue considerado un tema en la investigación de Rusia. El funcionario no fue identificado por su nombre.

El documento también encontró que la oficina estaba justificada al escuchar a un ex asesor de Trump y que no había evidencia documentada o testimonial de ningún sesgo político.

Sin embargo, sus conclusiones matizadas niegan una vindicación clara para cualquiera de las partes, por un lado repudiaron las teorías y críticas difundidas por Trump y sus partidarios, al tiempo que encontraron errores y juicios erróneos que los aliados republicanos podrían explotar a medida que el presidente enfrenta un probable voto de destitución este mes.

El presidente también ha tratado de minimizar las expectativas, diciendo repetidamente que estaba más ansioso por el informe de John Durham, el fiscal cuidadosamente seleccionado por el Fiscal General William Barr para llevar a cabo una revisión por separado de la investigación de Rusia.

Más temprano en el lunes, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que publicaría un informe sobre la investigación de las causas que llevaron a indagar los lazos entre Donald Trump y Rusia, y se espera que si bien refute las afirmaciones del presidente estadounidense de que se trató de una maniobra política, no eximirá al FBI de errores en su realización.

Se espera que el informe, tal como lo describen personas familiarizadas con sus hallazgos, concluya que hubo una base adecuada para abrir una de las investigaciones políticamente más sensibles en la historia del FBI y la que Trump ha denunciado como una cacería de brujas.

La pesquisa comenzó en secreto durante la candidatura presidencial de Trump en el 2016 y finalmente se hizo cargo de ella el fiscal especial Robert Mueller.

El informe se publica cuando Trump le hace frente a una investigación de juicio político en el Congreso, enfocada en sus intentos de presionar a Ucrania a que investigara a un rival político, el demócrata Joe Biden. Trump también afirma que esa investigación está políticamente motivada.

La luz brilla en la cúpula del Capitolio en Washington el lunes, 9 de diciembre de 2019, antes de una audiencia de la Comimsión Judicial de la Cámara de Representantes sobre el proceso de juicio político al presidente Donald Trump.
EE.UU.: Comisión Judicial escuchará evidencia antes de votación sobre juicio político a Trump
EE.UU.: Comisión Judicial escuchará evidencia antes de votación sobre juicio político a Trump

Es poco probable que la publicación de la revisión del inspector general Michael Horowitz sofoque las batallas partidistas que han rodeado a la investigación de Rusia. Tampoco será la última palabra en el tema. Otra pesquisa interna e independiente continúa, supervisada por el secretario de Justicia de Trump, William Barr, y dirigida por el fiscal federal John Durham.

Trump le dijo a la prensa el sábado que esperaba la oportunidad de ver el reporte de Horowitz y que tenía grandes deseos de “ver qué sucede con el informe Durham, quizás incluso más importante, porque es una cosa horrible la que sucedió y nunca debería pasarle a otro presidente”.

Se espera que el informe de Horowitz identifique errores y juicios erróneos de algunas autoridades, incluso un abogado del FBI que presuntamente alteró un documento relacionado con la vigilancia de un exasesor de campaña de Trump.

(Con información de AP)