Un avión C-2A "Greyhound" asignado a la Flota de Logística despega del portaaviones USS Ronald Reagan el 17 de noviembre.
El portaviones Ronald Reagan es uno de los navíos de guerra que EE.UU. desplegará en breve luego de maniobras hostiles de países adversarios.

WASHINGTON - El miércoles el Pentágono publicó un video de lo que describió como reiterados "acercamientos peligrosos y poco profesionales" de lanchas de la Guardia Islámica Republicana a barcos estadounidenses en el Golfo Pérsico.

Una serie de acciones hostiles de Irán, Rusia y Corea del Norte han puesto a prueba a militares estadounidenses durante las últimas 48 horas, mientras Estados Unidos continúa luchando contra la pandemia del coronavirus, dentro de sus propias fronteras.

“Continuamos manteniéndonos en guardia”, dijo el secretario de Defensa; Mark Esper, a la cadena televisiva NBC el jueves. “Estoy plenamente confiado de que estamos 100 por ciento listos para lidiar con cualquier amenaza, a cualquier adversario que pueda haber”.

 El Pentágono hizo público un vídeo de lo que describió como reiterados “acercamientos peligrosos y poco profesionales” el miércoles de parte de once lanchas de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán hacia seis barcos estadounidenses en aguas interncionales del Golfo Pérsico. Uno de los acercamientos a  pasó a 10 metros de la proa del barco del Servicio de Guardacostas estadounidense, Maui.

En espacio aéreo internacional sobre el Mar Mediterráneo, un avión de combate ruso SU-35 interceptó imprudentemente a un avión P-8A Poseidón, un avión de reconocimiento estadounidense, realizando una maniobra invertida a alta velocidad que lo situó a unos 10 metros adelante del avión norteamericano. La tripulación del P-8ª Poseidón reportó haber sufrido turbulencia luego del cercano encuentro con el caza ruso, que duró unos 40 minutos, según informó la Armada.

El general Tod Wolters, jefe del Comando Europeo Estadounidense y Comandante Aliado Supremo de la OTAN, describió las intercepciones como “Desafortunadas” y “no profesionales”, agregando que Rusia ha sido informada sobre el descontento estadounidense con el incidente.

Rusia también realizó una prueba de un misil anti-satélite el miércoles, según el Comando Espacial de Estados Unidos.

Un día antes, Corea del Norte disparó varios misiles de corto alcance en el Mar de Japón, según fuentes militares de Corea del Sur y Estados Unidos, sólo horas antes de las elecciones en Corea del Sur.

Esta “extraordinaria combinación de eventos” por parte de adversarios y rivales de Estados Unidos es posiblemente una prueba de la disposición combativa de Estados Unidos durante la pandemia del coronavirus, según Brad Bowman, director del Centro para Poder Militar y Político de la Fundación para la Defensa de las Democracias.

“Sin duda, ellos ven una ventana de oportunidad donde Estados Unidos está pasando apuros con el coronavirus. Ha tenido, nos guste o no, es un hecho observable que ha tenido un impacto en la disposición”, dijo Bowman a la Voz de América.

Bowman también ha señalado un incremento en la actividad militar china en el Mar del Sur de China, mientras los íconos del poderío naval estadounidense, sus portaviones, permanecen ociosos en la región del Pacífico.  El portaviones Theodore Roosevelt está anclado en Guam en medio de un brote de coronavirus, el USS Ronald Reagan está en mantenimiento en Japón, y la tripulación del USS Nimitz está en cuarentena en el estado de Washington.

El Jefe del Comando Supremo, general Mark Milley, dijo el martes que el Nimitz zarpará “en breve”.

“El punto es que los retos a la seguridad no han disminuido por el coronavirus”, dijo el secretario de la OTAN, el general Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa. “Al contrario, potenciales adversarios buscarán cómo explotar la situación para promover sus intereses”.

Grupos terroristas podrían envalentonarse. La situación de seguridad en Afganistán e Irak continúa frágil y vemos un continuo ritmo de actividad militar rusa”.

Esper dijo sin embargo que esta es “una semana normal” para las fuerzas armadas estadounidenses.

Con la colaboración de Jeff Seldin