Una mujer eleva una oración en un culto cristiano al aire libre en un estacionamiento público en Las Vegas, Nevada, ante el avance de la pandemia en Estados Unidos, el domingo 12 de abril de 2020.
Una mujer eleva una oración en un culto cristiano al aire libre en un estacionamiento público en Las Vegas, Nevada, ante el avance de la pandemia en Estados Unidos, el domingo 12 de abril de 2020.

WASHINGTON D.C. - Hasta el lunes, EE.UU. ha reportado más de 557.000 casos de la COVID-19 y más de 22.000 muertes, lo que lo convierte en un epicentro de la pandemia.

La propagación de enfermedades infecciosas ahora encabeza la lista de las principales amenazas a las que se enfrenta Estados Unidos, provocada en gran parte por el creciente número de víctimas de la pandemia de coronavirus en el país y el mundo.

Según una nueva encuesta del Pew Research Center, el 79% de los estadounidenses dice que las enfermedades infecciosas son una amenaza importante, en comparación con el 73% que considera a los ataques del terrorismo y la propagación de armas nucleares, mientras el 72% sostienen que la principal amenaza serían los ataques cibernéticos.

La encuesta de 1.000 estadounidenses realizada por teléfono durante la mayor parte del mes de marzo, también encontró que los ciudadanos tenían más probabilidades de nombrar la propagación de enfermedades infecciosas como una amenaza importante después de que EE.UU. declaró una emergencia nacional el 13 de marzo (84%), que antes cuando solo era un 73%.

La encuesta tiene un margen de error de +/- 3.7 puntos porcentuales.

Hasta el lunes, EE.UU. ha reportado más de 557.000 casos de la COVID-19 y más de 22.000 muertes, lo que lo convierte en un epicentro de la pandemia.

El domingo, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación sugirió que una acción gubernamental anterior podría haber ayudado a detener la propagación del virus en todo el país.

"Obviamente, podría decir lógicamente que si tuviera un proceso en curso y comenzara la mitigación antes, podría haber salvado vidas", dijo el Dr. Anthony Fauci a CNN. “Nadie va a negar eso. Pero lo que entra en ese tipo de decisiones es complicado”.

Fauci también dijo que si bien una parte del país podría finalizar sus órdenes de quedarse en casa y comenzar a volver a la normalidad el próximo mes, existe un "riesgo extraordinario" si el país alivia las restricciones demasiado pronto.

 “Sabemos que habrá personas que se infectarán. Quiero decir, eso es una realidad”, dijo.

Hasta la fecha, el público hace largas filas en sus vehículos para someterse a la prueba regular del coronavirus, cuyos resultados tardan varios días.
EE.UU.: Esperanzas de reanudar vida normal dependen de pruebas de coronavirus
El presidente Donald Trump ha expresado su deseo de abrir la economía de Estados Unidos el 1 de mayo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró una emergencia nacional el mes pasado, cuando el país tenía aproximadamente 1.700 casos de coronavirus, luego de que los demócratas de la oposición lo presionaron para que tomara medidas.

"Derrotaremos esta amenaza", dijo en ese momento.

La declaración liberó decenas de miles de millones de dólares en fondos, pero el número de casos ha seguido creciendo, junto con las preocupaciones sobre el estado de la economía.

La encuesta del Centro Pew reveló que el 60% de los estadounidenses consideraba el estado de la economía global como una gran amenaza tras la declaración de desastre, en comparación con el 48% anterior.

Y aunque las preocupaciones son generalmente altas entre todos los estadounidenses, Pew llegó a la conclusión de que las preocupaciones eran más altas entre los estadounidenses con menos educación y menores ingresos.

El lunes, Trump tuiteó que su administración está "trabajando estrechamente con los gobernadores" sobre cuándo comenzar a reducir las restricciones a los negocios y los viajes.

"¡Una decisión mía, en conjunto con los gobernadores y el aporte de otros, se tomará en breve!" agregó.

Y aunque Trump ha criticado a otros países y organizaciones globales durante la pandemia, como China y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la encuesta de Pew encontró que los estadounidenses apoyan abrumadoramente la búsqueda de cooperación internacional.

Según la encuesta, el 86% de los estadounidenses dijo que es muy importante cooperar con otros países para combatir la propagación de enfermedades infecciosas. Noventa y siete por ciento dijo que la cooperación es al menos algo importante.