El presidente de EE.UU., Donald Trump, defendió el lunes su labor y la del Equipo Operativo de la Casa Blanca ante la pandemia de coronavirus.

WASHINGTON - El presidente criticó duramente a los medios de comunicación, a los que acusó de atacarle por la demora de su Administración a la hora de hacer frente a la pandemia del nuevo coronavirus, al tiempo que le criticaban por tomar algunas medidas de manera "prematura".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el lunes su gestión de la pandemia y rechazó las críticas que señalan que su Administración demoró demasiado en adoptar medidas para reducir la propagación del nuevo coronavirus por todo el país.

"Creo que he educado a mucha gente con respecto a la prensa", dijo Trump tras pasar cerca de media hora criticando a los medios de comunicación durante la rueda de prensa que cada día celebra en la Casa Blanca para informar a los estadounidenses de la crisis generada por el COVID-19.

Las palabras del mandatario, que llegó a mostrar un vídeo elaborado por su equipo que recogía diversos reportes de prensa, se producen después de que este domingo el diario The New York Times publicara un artículo en el que aseguraba que Trump desoyó las advertencias de varios miembros de su equipo, lo que habría retrasado la implantación de una estrategia nacional contra el brote del nuevo coronavirus.

“La historia en el New York Times es falsa (...). Es triste cuando medios de prensa escriben noticias así”, señaló el presidente, quien ya este fin de semana recurrió a las redes sociales para desmentir dicha información.

En definitiva, Trump consideró que los medios, y diversos representantes de la oposición, le han acusado tanto de inacción como de actuar de manera "precipitada".

Estabilización de la curva y suficientes suministros

El presidente Trump comenzó su intervención asegurando que los contagios en Estados Unidos se han estabilizado y negando que exista una carencia de material necesario para hacer frente a la pandemia.

"El número de contagios mortales permanece estable, estable a nivel nacional", afirmó, antes de pronosticar que el número de muertes por el COVID-19 en EE.UU. estará "muy, muy por debajo" de las estimaciones iniciales, que apuntaban a entre 100.000 y 240.000 fallecidos.

De acuerdo con datos de la universidad Johns Hopkins, a fecha de este lunes, se han reportado 682.619 contagios confirmados y 23.529 muertes en territorio estadounidense.

El mandatario subrayó que "la estrategia agresiva" adoptada por el Ejecutivo "está funcionando" y sostuvo que la atención de su administración se centrará en las "comunidades más vulnerables".

Trump no dudó en contradecir a diversos gobernadores, que han alertado de la falta de equipos e insumos médicos con los que hacer frente a la pandemia, como, por ejemplo, respiradores, mascarillas y guantes.

“Nadie está pidiendo respiradores, excepto fuera de nuestro país. Me llaman constantemente desde fuera de nuestro país, tantos países, y voy a intentar ayudarles, porque tenemos miles de respiradores", afirmó Trump, cuyo Gobierno anunció la semana pasada que dejaría de exportar este tipo de equipos hasta que la "demanda interna" del país no se vea satisfecha.

Doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos. Foto de archivo.
Fauci: "riesgo extraordinario" reapertura de EE.UU. el 1 de mayo
En un mensaje de Pascua, el presidente Donald Trump dice que el país está "ganando la batalla".

Preguntado sobre la posibilidad de permitir la reapertura de comercios el próximo 1 de mayo, tal y como ha insinuado, Trump se mostró optimista: “Estamos muy cerca de completar un plan para abrir nuestro país”.

Diversos gobernadores se han mostrado escépticos al respecto y han dicho que esa no es una decisión que competa al Gobierno federal, algo que este lunes rechazó el propio Trump al recalcar: "La autoridad [del presidente] es total".

Esto es algo que ha sido puesto en duda por numerosos expertos que recuerdan que la Constitución garantiza la autonomía de cada estado.

Ante una nueva pregunta sobre la reapertura de la economía nacional, Trump explicó al final de la rueda de prensa que la Administración escuchará la recomendación de un nutrido grupo de expertos: “Hay varios comités creados para tomar la decisión”.

Trump dijo que son “los mejores expertos, los mejores en sus profesiones” y concluyó que de esos encuentros “saldrán nuevas guías” para la reapertura y sobre cómo mantener la seguridad del país.

Posible despido de Fauci

El mandatario también se refirió a la otra polémica suscitada este fin de semana, cuando Trump retuiteó un mensaje de un legislador que pedía despedir al doctor Anthony Fauci, quien forma parte del equipo de la Casa Blanca que gestiona la pandemia y que ha ganado cierta notoriedad por contradecir algunas indicaciones de la Casa Blanca.

El retuit de Trump se produjo después de que Fauci declarará en una entrevista en la cadena CNN que podrían haberse salvado más vidas si se hubieran implantado antes determinadas restricciones.

"Obviamente, podría decir lógicamente que si tuviera un proceso en curso y comenzara la mitigación antes, podría haber salvado vidas", dijo Fauci entoces.No obstante, el mandatario expresó hoy su respaldo al galeno, a quien tildó de "fantástico".

En la conferencia de este lunes Fauci explicó: “La primera y única vez en que fui y planteé que deberíamos imponerfuertes restricciones, la respuesta fue «sí»”.

“Hubo interpretaciones a esa pregunta hipotética”, dijo el científico, quien quiso dejar claro que no fue una crítica a la gestión de la crisis por parte de la administración Trump.

Doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos. Foto de archivo.
Fauci: "riesgo extraordinario" reapertura de EE.UU. el 1 de mayo
En un mensaje de Pascua, el presidente Donald Trump dice que el país está "ganando la batalla".