Barricades and signs restrict access on the grounds of the U.S. Capitol building in Washington
Barricadas y carteles restringen acceso a los terrenos del Capitolio de EE. UU., en Washington. Domingo, 10 de enero de 2021.

WASHINGTON D.C. - Un legislador estatal a favor de Trump que se filmó a sí mismo durante el asalto de una turba al Capitolio de Estados Unidos renunció, mientras se anunciaron más arrestos el sábado como parte de una investigación sobre el ataque del miércoles al Capitolio.

Derrick Evans, miembro republicano de la Cámara de Delegados de Virginia Occidental, anunció su renuncia el sábado en una carta de una frase dirigida al gobernador de Virginia Occidental, Jim Justice.

Evans fue acusado de ingresar a un área restringida en los terrenos del Capitolio y conducta desordenada. Si es declarado culpable, enfrenta un año y medio en una prisión federal. Evans transmitió un video en Facebook Live de él mismo entrando al edificio con una multitud de manifestantes, diciendo en un momento: "Estamos adentro, estamos adentro, bebé". En un video anterior publicado en Facebook, ahora eliminado, Evans advirtió que los manifestantes asaltarían el edificio.

Evans ha dicho desde entonces que quiere disculparse, según informes de los medios.

Richard Barnett, de Arkansas, foto provista por la Oficina del Alguacil del Condado Washington, Arlington. Barnett fue detenido el viernes 8 de enero de 2021, acusado de tres cargos federales por el asalto al Capitolio de EE. UU.

Richard Barnett, de 60 años, de Little Rock, Arkansas, fue arrestado el viernes por la mañana y acusado de ingresar a la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, donde las fotos lo muestran sentado en la oficina de Pelosi con su bota sobre un escritorio. Él enfrenta tres cargos: entrar y permanecer a sabiendas en terrenos restringidos; entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio; y robo de dinero público, propiedad o registros, según documentos judiciales publicados el viernes. Barnett, quien enfrenta hasta un año de prisión, está detenido en Arkansas a la espera de ser extraditado a Washington.

Jacob Anthony Chansley también conocido como Jake Angeli (derecha con sombrero de piel con cuernos), de Arizona, se enfrenta a un policía del Capitolio de EE. UU., afuera de la sala del Senado, el 6 de enero de 2021, durante el asalto al Capitolio.

Jacob Anthony Chansley, quien apareció en numerosas fotos y videos con un sombrero de piel con cuernos y pintura en la cara, fue arrestado el sábado y enfrenta cargos que incluyen entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio de Estados Unidos. Está previsto que Chansley comparezca ante el tribunal la próxima semana, dijo la fiscal federal adjunta Esther Winne a The Associated Press por correo electrónico. Chansley no respondió de inmediato a los mensajes.

Douglas Jensen de Des Moine, en foto provista por la Cárcel del Condado Polk, en Iowa. Fue arrestado por participar en el asalto al Capitolio de EE. UU., el 6 de enero de 2021.

Doug Jensen, de 41 años, de Des Moines, Iowa, fue encarcelado la madrugada del sábado por cargos federales, incluidos cargos de allanamiento de morada y conducta desordenada, por su presunto papel en los disturbios del Capitolio. El video publicado en línea durante el asalto al Capitolio mostró a un hombre que parece ser Jensen, que es blanco, persiguiendo a un oficial de policía negro por un tramo interior de escaleras mientras una multitud de personas lo sigue varios pasos atrás. En varios momentos, el oficial dice, "Devuélvete", sin éxito. No se sabe si Jensen tiene abogado.

Evans y Barnett se encuentran entre los acusados ​​hasta ahora en un tribunal federal del Distrito de Columbia en relación con los disturbios. Los cargos fueron presentados el jueves y revelados el viernes. Además, alrededor de 40 personas más fueron acusadas en el Tribunal Superior de D.C., la mayoría de ellas por entrada ilegal y violaciones del toque de queda.

Adam Johnson, de 36 años, de Florida, fue arrestado el viernes por la noche en el condado de Pinellas, Florida, donde permanece detenido con una orden de los alguaciles estadounidenses, según los registros de la cárcel. Un hombre que parece ser Johnson fue visto en una foto viral que llevaba el atril del presidente de la Cámara a través del Capitolio. Se desconocen los cargos en su contra.

Entre los acusados ​​en la corte federal, Lonnie Coffman, un residente de Alabama de 70 años, fue acusado de posesión de un arma de fuego no registrada y portar una pistola sin licencia. Dentro de su camioneta estacionada detrás del Capitolio, la policía encontró el miércoles 11 cócteles Molotov que, según un funcionario, "esencialmente constituirían napalm casero".

Debris is seen through a smashed glass door to the U.S. Capitol a day after supporters of U.S. President Donald Trump stormed…
En fotos: ¿Cómo quedó el Capitolio tras el asalto de seguidores de Trump?
Cristales, puertas y ventanas rotas, marcas de disparos y basura en los pisos: El estado en que quedó el Capitolio muestra la intensa agitación que se vivió el miércoles, cuando seguidores del presidente Donald Trump irrumpieron en la sede del Congreso, en un intento por impedir la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden como presidente de Estados Unidos. En horas la turba fue controlada y los legisladores continuaron su tarea hasta altas horas de la noche.

El director del FBI, Christopher Wray, dijo que los cargos anunciados hasta ahora "son solo el comienzo de los esfuerzos continuos del FBI para responsabilizar a los responsables" de los disturbios del miércoles.

"Continuaremos investigando agresivamente a todas y cada una de las personas que optaron por ignorar la ley y, en cambio, incitar a la violencia, destruir propiedades y dañar a otros", dijo Wray en un comunicado.

Ken Kohl, el primer fiscal federal adjunto para el Distrito de Columbia, dijo que el Departamento de Justicia ha asignado a cientos de fiscales y agentes a lo que describió como una investigación activa, fluida, 24 horas al día, 7 días a la semana. Trabajando en tres centros de comando, los investigadores están peinando videos de vigilancia e imágenes de redes sociales para identificar y rastrear a los alborotadores.

"El departamento no escatimará recursos en nuestros esfuerzos para responsabilizar a todas estas personas, y será algo en lo que continuaremos trabajando en las próximas horas, días y semanas mientras llevamos a cabo esta investigación", dijo Kohl a reporteros en una llamada a la prensa.

Los disturbios y saqueos estallaron el miércoles por la tarde cuando cientos de partidarios del presidente Donald Trump, enojados por la derrota de Trump ante Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre, entraron a la fuerza en el edificio donde funcionan la Cámara y el Senado mientras los legisladores se reunían en una sesión conjunta para certificar la victoria de Biden.

En un video publicado el jueves por la noche, Trump condenó la violencia y pidió curación.

Durante semanas, Trump ha afirmado falsamente que ganó las elecciones de forma aplastante, pero que le robaron su victoria, una afirmación en la que creen muchos de sus seguidores. Durante un mitin cerca de la Casa Blanca el miércoles, Trump instó a miles de sus partidarios a marchar hacia el Capitolio para protestar por los resultados de las elecciones.

Cuando se le preguntó si los fiscales federales estaban examinando el papel de Trump en la incitación al asalto al Capitolio, Michael Sherwin, el fiscal federal interino del Distrito de Columbia, dijo a los periodistas el jueves: "Estamos analizando a todos los actores aquí, y cualquiera que haya tenido un papel y si la evidencia se ajusta a los elementos de un delito, serán acusados ​​".

La violencia posterior dejó cinco muertos, incluido un oficial de policía del Capitolio.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley dijeron que estaban investigando las circunstancias que llevaron a la muerte del oficial, pero no dijeron si estaban investigando un caso de asesinato.