El gobierno del presidente Donald Trump ha firmado en los últimos meses varios acuerdos migratorios con Honduras, El Salvador y Guatemala
La medida es un esfuerzo más del presidente Trump para restringir el ingreso de inmigrantes a EE.UU.

La Casa Blanca anunció el viernes 5 de octubre que Estados Unidos no otorgará visas a los inmigrantes que, al entrar a territorio estadounidense, no tengan seguro médico o no tengan los recursos suficientes para pagarlo, cuando se conviertan en residentes.

La medida, que fue emitida el viernes en la noche y regirá a partir del 3 de noviembre, dice que las visas serán negada a los inmigrantes que "cargarán financieramente" al sistema de salud de Estados Unidos. 

Esto permitiría la entrada a Estados Unidos solo a aquellos migrantes “cubiertos por seguros médicos aprobados” o que tengan “los recursos financieros para pagar por los costos médicos razonablemente previsibles”.

Según The Washington Post, el presidente Donald Trump dijo que está tomando medidas para "proteger la disponibilidad de beneficios de atención médica para los estadounidenses" y dijo que "los contribuyentes tienen un costo considerable" en el pago de los gastos médicos de las personas que carecen de seguro médico.

"Los inmigrantes que ingresan a este país no deberían ensuciar más nuestro sistema de atención médica y, posteriormente, los contribuyentes estadounidenses, con mayores costos", dijo Trump en la proclamación.

La proclamación hace referencia a "la misma disposición de ley que utilizó en la prohibición de viajar de 2017 para impedir que las personas ingresen al país y una prohibición posterior a los solicitantes de asilo que cruzaron el país sin autorización", señala Buzzfeed News.

La medida también se refiere a los cónyuges extranjeros de ciudadanos estadounidenses que quieran vivir en Estados Unidos, aunque no señala el monto de dinero que se exige.

La medida es un esfuerzo más del presidente Trump para restringir el ingreso de inmigrantes a Estados Unidos.