Los F-22 Raptor furtivos, que transportan misiles aire-aire y también pueden realizar misiones de ataque terrestre.
Los F-22 Raptor furtivos, que transportan misiles aire-aire y también pueden realizar misiones de ataque terrestre.

WASHINGTON - Cerca de una docena de aviones caza furtivos F-22 de la Fuerza Aérea fueron desplegados a Qatar en el Golfo Pérsico, como parte de una acumulación de fuerzas solicitada por el Comando Central de Estados Unidos, en mayo, en respuesta a lo que se calificó de amenazas iraníes contra las fuerzas estadounidenses en la región.

La rama de la Fuerza Aérea del Comando Central de EE.UU. informó el viernes que los F-22 Raptors llegaron esta semana a la base aérea de al-Udeid para "defender las fuerzas e intereses estadounidenses". Fotos en su sitio web de varios F-22 indica que llegaron allí el jueves. La información indica que es la primera vez que los F-22 se despliegan en al-Udeid, que es un centro de operaciones aéreas de Estados Unidos en el Medio Oriente.

Los F-22, que transportan misiles aire-aire y también pueden realizar misiones de ataque terrestre, se habían desplegado previamente a la base aérea de al-Dhafra en los Emiratos Árabes Unidos, donde fueron utilizados el año pasado en apoyo de las fuerzas estadounidenses y aliadas en Siria.

Cuatro bombarderos estratégicos B-52 fueron desplegados en al-Udeid días después de un anuncio en la Casa Blanca el 5 de mayo de que el grupo de ataque del portaaviones USS Abraham Lincoln también estaba siendo trasladado a la región en respuesta a "señales y advertencias preocupantes y escalonadas" y para enviar "un mensaje al régimen iraní de que cualquier ataque a los intereses de Estados Unidos o de nuestros aliados se enfrentará con una fuerza implacable".

A petición del general Frank McKenzie, comandante del Comando Central, en las últimas semanas también se enviaron sistemas adicionales de defensa aérea y de misiles Patriot a la región del Golfo. Adicionalmente se están enviando más aviones de vigilancia y recolección de inteligencia para mejorar la capacidad de los militares para monitorear las posibles amenazas iraníes contra la navegación comercial en el área del Golfo.