El Congreso de EE.UU. tomó este viernes 20 de diciembre de 2019 su receso anual de Navidad y fin de año.
El Congreso de EE.UU. tomó este viernes 20 de diciembre de 2019 su receso anual de Navidad y fin de año.

El Congreso de Estados Unidos interrumpió este viernes sus funciones para tomar el receso de navidad y fin de año, postergando para enero del 2020 los procedimientos de juicio político al presidente Donald Trump.

Los republicanos y los demócratas aún no están de acuerdo sobre cómo se desarrollará el juicio en el Senado. Los demócratas quieren que se llame a testigos mientras que los republicanos prefieren un juicio político lo más breve posible.

Por otra parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, aún no ha enviado al Senado el paquete con los cargos contra Trump, en un intento por mantener la presión para que los republicanos de la cámara alta revelen cómo juzgarán al presidente.

Es poco probable que Trump sea condenado y destituido por una cámara de mayoría republicana, que debe juzgar los dos cargos de destitución que la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, aprobó en una votación el miércoles.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, será ahora el encarcado de organizar el juicio político contra el presidente Donald Trump en la Cámara Alta.
Juicio político a Trump: ¿Qué viene ahora?
Juicio político a Trump: ¿Qué viene ahora?

Los demócratas quieren que Trump pase a la historia como uno de los tres presidentes estadounidenses en ser sometido a juicio político, después de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998. Richard Nixon renunció en 1974 antes de ser destituido.

Trump considera que el proceso en la Cámara de Representantes ha sido un fraude y un esfuerzo partidista para trastornar su reelección.

Menos de la mitad de los estadounidenses dice que Trump debería ser removido del cargo, de acuerdo con un sondeo de Reuters/Ipsos publicado el jueves.