Thomas Modly durante una audiencia del comité de Servicios Armados del Senado, celebrada el 3 de diciembre de 2019.
Thomas Modly durante una audiencia del comité de Servicios Armados del Senado, celebrada el 3 de diciembre de 2019.

WASHINGTON - La dimisión del funcionario se produce después de dos tumultuosas semanas en el Pentágono, luego de que el capitán del portaaviones USS Theodore Roosevelt solicitara el desembarco de la nave debido al impacto que la COVID-19 estaba teniendo en su tripulación.

El secretario interino de la Armada de EE.UU., Thomas Modly, presentó su dimisión tras haber protagonizado en los últimos días una fuerte controversia por insultar al capitán de un portaaviones que había pedido el desalojo del buque debido al impacto del coronavirus.

"Esta mañana acepté la dimisión del secretario Modly. Lo hizo en de motu proprio, poniendo a la Armada y a los marineros por encima de sí mismo, para que tanto el USS Theodore Roosvelt como la Armada puedan seguir adelante", anunció el secretario de Defensa, Mark Esper, en un comunicado.

Su puesto será ocupado, por el momento, por el actual subsecretario de la Armada, Jim McPherson, un almirante retirado con más de 26 años de servicio.

La decisión de Modly se produce poco después de que tildara de "demasiado ingenuo o demasiado estúpido" al capitán Brett Crozier, quien hasta el pasado jueves era el oficial al mando del portaaviones nuclear USS Theodore Roosvelt. 

Crozier acaparó titulares la semana pasada tras salir a la luz una carta en la que el capitán instaba a sus superiores a desalojar el barco, que se encontraba en las costas de Guam, debido a que cerca de un centenar de miembros de la tripulación estaban enfermos de COVID-19.

La misiva generó un acalorado debate que solo acabó cuando el alto mando ordenó que gran parte de la tripulación desembarcara, mientras que cerca de un millar de militares permanecían a bordo del buque para garantizar su funcionamiento y su seguridad.

Al menos 173 marineros a bordo del barco habían dado positivo por el coronavirus hasta el lunes, y alrededor de 2.000 de los 4.865 miembros de la tripulación habían abandonado el barco para ser examinados.

"Que el secretario interino de la Armada, Thomas Modly, presentara su dimisión al secretario de Defensa Mark Esper ha sido lo correcto", señaló en un comunicado Adam Smith, presidente del comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

El congresista demócrata agregó que: "Después de su mala gestión del brote de COVID-19 en el USS Theodore Roosevelt, había quedado claro que el secretario interino Modly había perdido su capacidad de liderar la Armada".

El pasado jueves, el departamento de Defensa optó por relevar a Crozier no tanto por su petición, como por haber mostrado "un juicio extremadamente pobre" al permitir que la misiva llegara al público, según explicó el propio Modly.

El lunes, el secretario interino de la Armada voló a Guam para dirigirse a la tripulación del portaaviones, que aprovechó la ceremonia para despedir a su ya excapitán con una cerrada ovación.

Ese gesto llevó al funcionario a reprender a los militares y a criticar abiertamente a Crozier por su gestión de la crisis generada por el coronavirus.

"En mi opinión, si no se imaginó que esa información iba a llegarle al público, en estos tiempos que corren, en esta era de la información, entonces o bien era demasiado ingenuo o demasiado estúpido", espetó Moldy a los marineros.

Las duras palabras del secretario llegaron a oídos del presidente Donald Trump, quien calificó su mensaje de "rudo".

Finalmente, Modly optó por emitir el lunes un comunicado de disculpa: "Pido disculpas por cualquier confusión que pueda haber causado esta elección de palabras (...). También quiero disculparme directamente con el capitán Crozier, su familia y toda la tripulación del Theodore Roosevelt por cualquier dolor que puedan haber causado mis comentarios".

Modly ostentaba el cargo de secretario en funciones de la Armada, el puesto de mayor rango que puede ocupar un civil en la marina estadounidense, desde el pasado 24 de noviembre, pero su nombramiento aún no había sido confirmado por el Senado.