FILE PHOTO: A general view of the United States Supreme Court in Washington, U.S., May 3, 2020. Picture taken May 3, 2020…
Archivo - Foto de la Corte Suprema de EE.UU. en Washington, D.C., el 3 de mayo de 2020.

WASHINGTON - La Corte Suprema de Estados Undios dictaminó el lunes que una ley histórica de derechos civiles protege a las personas LGBT de la discriminación en el empleo, una victoria contundente para los derechos LGBT de un tribunal conservador.

El tribunal decidió mediante una votación de 6-3 que una disposición clave de la Ley de Derechos Civiles de 1964 conocida como Título VII que prohíbe la discriminación laboral debido al sexo, entre otras razones, abarca el prejuicio contra los trabajadores LGBT.

“Un empleador que despide a un individuo por ser homosexual o transgénero despide a esa persona por rasgos o acciones que no habría cuestionado en miembros de un sexo diferente. El sexo juega un papel necesario e indiscutible en la decisión, exactamente lo que el Título VII prohíbe ”, escribió el juez Neil Gorsuch para el tribunal.

Trump reacciona a decisión de la Corte

El presidente Trump dijo más tarde el mismo lunes que la Casa Blanca "viviría" con el fallo de la Corte Suprema sobre el derecho de las personas homosexuales.

"Leí la decisión y algunas personas se sorprendieron", dijo Trump. "Pero ellos han gobernado y nosotros viviremos con su decisión”, señaló durante un acto oficial.

"De eso se trata. Viviremos con la decisión de la Corte Suprema", dijo el presidente sobre la decisión 6-3, que molestó a muchos conservadores en parte porque uno de los dos jueces designados por Trump, Neil Gorsuch, se puso del lado de la mayoría.

La decisión se produjo coincide con la celebración del Mes del Orgullo en EE.UU. Los jueces Samuel Alito, Brett Kavanaugh y Clarence Thomas disintieron.

“El Tribunal trata de convencer a los lectores de que simplemente está haciendo cumplir los términos del estatuto, pero eso es absurdo. Incluso como se entiende hoy, el concepto de discriminación por «sexo» es diferente de la discriminación por «orientación sexual» o «identidad de género»", escribió Alito en una disidencia a la que se unió Thomas.

Se espera que el resultado tenga un gran impacto para los 8,1 millones de trabajadores LGBT estimados en todo el país porque la mayoría de los estados no los protegen de la discriminación en el lugar de trabajo. Se estima que 11,3 millones de personas LGBT viven en EE.UU., según el Instituto Williams de la facultad de derecho de la UCLA.