Visitors wearing masks to protect against the spread of COVID-19 pose for photos at the Alamo, which remains closed, in San…
Visitantes posan frente a la fachada del Álamo, en San Antonio, Texas, mientras portan tapabocas. Los casos de COVID-19 se han elevado en Texas y el gobernador animó a las personas a usar tapabocas en espacios públicos.

WASHINGTON D.C. - El jueves, varios estados de Estados Unidos reportaban un repunte en los casos de coronavirus, lo que ha puesto en alerta a las autoridades ya que esto podría significar que el virus está recobrando fuerza, lo que podría generar una nueva oleada de casos, quizá, superior a la que se ha dado hasta la fecha.

Según reportes basados en los recuentos publicados por la Universidad Johns Hopkins, y que se pueden consultar en este enlace de la Voz de América, el jueves se reportaban 34.339 casos nuevos, llegando así a un total global de 2.831.361 de positivos.

De acuerdo a los informes, el significativo aumento en las cifras se debe también a que se están realizando más pruebas de detección, los cuales han permitido identificar más casos de personas contagiadas, pero que no presentan cuadros graves o muy avanzados en las etapas del virus. Sin embargo, cabe también destacar que este repunte coincide con el fin de algunas medidas de confinamiento por todo el país.

"Hemos realizado casi 30 millones de test, eso significa que tendremos más casos. Si no hiciéramos pruebas no tendríamos contagios, pero tenemos casos porque hacemos test. Las muertes han descendido, tenemos uno de los ratios de mortalidad más bajos", defendió el presidente Donald Trump, durante un evento celebrado el jueves en la localidad de Marinette, en el estado de Wisconsin.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins el coronavirus se ha cobrado 122.481 vidas en el país, donde se han registrado en total 2.410.279 casos confirmados. En cuanto la tasa de mortalidad, Estados Unidos ocupa el tercer puesto en el ranking de países, con 37,28 muertes por cada 100.000 personas, sólo por detrás de Reino Unido (64,92) y España (60,63).

Continúan las protestas por la muerte de George Floyd en D.C.
OMS: EE.UU debería evaluar sus acciones para enfrentar repunte de contagios
La directora de inmunización de la Organización Mundial de la Salud, Katherine O'Brien, considera que EE.UU. debe evaluar sus actuaciones para poder entender y enfrentar el repunte en los casos de coronavirus tras el inicio de la reapertura economica del país.

Asimismo, se ha dado a conocer que muchos de los casos nuevos se han dado en personas jóvenes, lo que ha llevado a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, (CDC por sus siglas en inglés), a publicar un informe en el que actualizan y amplían el rango de edades de personas en riesgo de contagio.

"Los adultos mayores y las personas con afecciones médicas subyacentes siguen teniendo un mayor riesgo de enfermedad grave, pero ahora los CDC han definido aún más los riesgos relacionados con la edad y la afección", dice una parte del comunicado.

Agrega, que los CDC han eliminado el umbral de edad específico de la clasificación de adultos mayores.

 "Si bien todos corremos el riesgo de contraer COVID-19, debemos ser conscientes de quién es susceptible a complicaciones graves para que tomemos las medidas adecuadas para proteger su salud y bienestar", explicó Robert Redfield, director de los CDC, citado en la publicación.

Además, los CDC también ampliaron la lista de otras afecciones que podrían aumentar el riesgo de contagio y del grado de gravedad de la enfermedad, incluidas condiciones como asma, presión arterial alta, enfermedades cerebrovasculares, afecciones neurológicas, como la demencia; así como accidentes cerebrovasculares y embarazos. 

Por otro lado, estados como Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, han pedido que quienes lleguen de otras regiones dentro de Estados Unidos en los que actualmente haya un alto índice de contagios, deben someterse a una cuarentena de 14 días voluntaria.

Mientras que en Texas, el gobernador Greg Abbott, anunció el jueves que el estado detendrá cualquier reapertura de la actividad económica en caso de que se continúen reportando aumentos en los casos y hospitalizaciones por causa del virus.

"Lo último que queremos hacer como estado es retroceder y cerrar negocios. Esta pausa temporal ayudará a acorralar la propagación hasta que podamos ingresar de manera segura en la próxima fase de apertura para los negocios ”, dijo Abbott en el comunicado.