Estos tres estados de EE.UU. estuvieron entre los primeros en ser golpeados por el COVID-19.
Estos tres estados de EE.UU. estuvieron entre los primeros en ser golpeados por el COVID-19.

SEATTLE - Con resultados alentadores para demostrar su rápida acción, los gobernadores de California, Washington y Oregón declararon el lunes de esta semana un esfuerzo coordinado para reabrir la economía.

Sus estados estuvieron entre los primeros en ser golpeados por el COVID-19 en Estados Unidos, y respondieron emitiendo órdenes de confinamiento para limitar la propagación de la pandemia.

Con resultados alentadores para una acción rápida, los gobernadores de los estados de Washington, Oregón y California anunciaron el lunes un esfuerzo coordinado para reabrir las economías locales y formar una estrategia regional a largo plazo para mantener a raya el coronavirus. 

"La costa oeste está guiada por la ciencia", tuiteó el gobernador de California Gavin Newsom. “Dimos órdenes de permanecer en casa temprano para mantener saludable al público. Abriremos nuestras economías con ese mismo principio rector". 

 

Signos positivos de una desaceleración

A principios de este mes, la región comenzó a ver una desaceleración en la tasa de crecimiento de la infección letal. Tan confiados estaban los líderes de la costa oeste en su suministro de ventiladores que enviaron más de 1.000 de las máquinas que salvan vidas a la reserva nacional, para ser desplegadas en estados más afectados como Nueva York e Illinois. Y un hospital de campaña de 250 camas establecido en un estadio deportivo de Seattle debe ser desmantelado y devuelto a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para su uso en otro lugar. De ninguna manera los líderes de la costa del Pacífico piensan que han derrotado al patógeno mortal. 

Pero ha surgido un optimismo cauteloso de que las acciones rápidas sobre el distanciamiento social llevaron a la región a la cima.

"Un gran número de personas está cumpliendo esa solicitud y es por eso que estamos teniendo cierto éxito", dijo el gobernador de Washington, Jay Inslee, en una conferencia de prensa. Los gobernadores se mantienen cautelosos.

"Pero no hay razón para creer que hemos terminado con esto", agregó. "Sabemos que tenemos que tener medidas de prueba y rastreo de contacto y la capacidad de salir de esto de una manera racional, reflexiva y con base científica". 

"Creo que fue un triunfo de la creencia en la ciencia aquí en la costa oeste", dijo la Dra. Amy Compton-Phillips, directora clínica de Providence St. Joseph Health, que administra 51 hospitales en los estados occidentales. "Se necesita valor y la creencia en números y datos para actuar por delante de la curva, y eso es lo que creo que sucedió aquí". 

 

¿Cómo comenzó?

El 26 de febrero, el teléfono celular de Compton-Phillips comenzó a sonar sin parar. Fue el día en que los funcionarios de salud descubrieron el primer caso de transmisión comunitaria del coronavirus en una mujer en el norte de California, lo que indicaba que el coronavirus se había propagado en la región sin ser detectado antes de lo que se pensaba anteriormente. 

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, advirtió de que un millón de personas podrían necesitar camas de hospital si siguen saliendo y propagando la enfermedad.
Otros cinco estados de EE.UU. ordenan aíslamiento preventivo por el coronavirus
Los gobernadores de Michigan, Maryland, Massachusetts, Wisconsin y Virginia Occidental han decidido adoptar medidas similares a las ya vigentes en Nueva York y California, dos de los estados más impactados por la pandemia.

 

"Tan pronto como el caso se hizo evidente, supimos que estábamos en una pandemia", dijo Compton-Phillips a la Voz de América. "Inicialmente, habíamos observado que el crecimiento (del virus) se duplicaría cada dos o tres días", dijo. "Pero tan pronto como el caso de la comunidad se hizo evidente, dijimos 'Oh, Dios mío. Esto está circulando. Esto está aquí'". 

El estado de Washington tuvo el primer paciente en EE.UU. un mes antes, un hombre en el estado de Washington fue el primer paciente en el país en dar positivo por COVID-19. 

A mediados de marzo, los casos confirmados sumaban aproximadamente 1,000, con la costa oeste viendo la peor parte de los casos. Dada la capacidad de prueba inadecuada generalizada en ese momento, muchos temían que el número real de infecciones fuera mucho mayor. 

Inslee, el gobernador de Washington, el 11 de marzo instituyó una prohibición de las reuniones sociales de más de 250 personas, un mandato que fue el primero de su tipo en Estados Unidos. Oregón y California siguieron más tarde ese día. 

"Las decisiones que tomamos hoy y las decisiones que probablemente tomaremos en los próximos días serán profundamente inquietantes para muchas de las formas en que vivimos nuestras vidas hoy", afirmó Inslee en una conferencia de prensa anunciando la prohibición.

"Pero creo que son las correctas", afirmó.

San Francisco primero en ordenar el confinamiento

El 16 de marzo, los estados de la costa oeste y otros seis ordenaron el cierre a restaurantes y bares. Ese día, San Francisco se convirtió en el primer sitio de la nación en ordenar a la gente permenecer en casa. El gobernador Newsom emitió una orden estatal tres días después. "Eso nos ganó tiempo y nos ayudó a doblar la curva", aseveró Newsom, reflexionando sobre su decisión anterior en una entrevista el pasado miércoles con CNN

Hotel Westwind Inn, en la base Travis de la Fuerza Aérea de EE.UU., donde se alojaron algunos de los estadounidenses evacuados de China por el coronavirus, para completar una cuarentena de dos semanas que terminó el martes 18 de febrero. Foto: FFAA de ...
Cientos abandonan bases militares de California después de cuarentena
Cientos abandonan bases militares de California después de cuarentena

 

Ahora se pronostica que los estados que esperaron hasta principios de abril para emitir órdenes de quedarse en casa, como Texas, Florida y Missouri, experimentarán más muertes relacionadas con el coronavirus y tasas de infección elevadas durante períodos de tiempo más largos. 

Por ejemplo, se espera que las muertes por coronavirus en Texas aumenten en dos semanas, según las proyecciones del Instituto de Evaluación y Métrica de Salud. 

En California, cuya densidad de población es significativamente mayor, se espera que el número de muertes aumente a fines de esta semana. 

Costa oeste bien equipada para pandemia

Un área conocida por la innovación científica y tecnológica, la costa oeste es vista como mejor equipada que otras áreas para enfrentar una pandemia. 

Las predicciones de IHME que se utilizan en todo el país, desde los gobiernos federales hasta los estatales, provienen de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. 

El área de Seattle también cuenta con el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates, que ha contribuido con más de 100 millones de dólares a la lucha global contra el coronavirus, incluidos 5 millones de dólares para la respuesta del coronavirus en Seattle. 

El rol de Silicon Valley

La Dra. Sonia Angell, directora del Departamento de Salud Pública de California, analiza los esfuerzos del estado con respecto al coronavirus.

Las compañías tecnológicas en Silicon Valley han aumentado su capacidad para satisfacer la creciente demanda de servicios digitales. Y compañías como Microsoft, Twitter e Intel estuvieron entre los primeros empleadores importantes en alentar a las personas a trabajar desde casa. También existe la colaboración de Google y Apple en un dispositivo de seguimiento basado en el teléfono destinado a interrumpir la propagación de la infección. 

Las políticas de empleo también pueden tener un efecto. Washington, Oregón y California se encuentran entre los pocos estados que ofrecen licencia por enfermedad remunerada, un tema que el Congreso trató de abordar en un proyecto de ley de ayuda de emergencia del 26 de marzo que requiere que las compañías brinden licencia por enfermedad remunerada a pacientes con coronavirus. Pero el proyecto de ley cubre algunas empresas y no otras. Por ejemplo: las empresas con más de 500 empleados están exentas.

"Como hogar de 1 de cada 6 estadounidenses y puerta de entrada al resto del mundo, la costa oeste tiene una gran participación en el control y en última instancia en la derrota de COVID-19", se lee en un comunicado conjunto emitido el lunes por Newsom, Inslee y la gobernadora de Oregón Kate Brown. "Los resultados de salud y la ciencia, no la política, guiarán estas acciones". 

La tasa de Seattle disminuye

Si bien el área de Seattle fue la primera en la nación en experimentar un brote de coronavirus, los últimos datos del condado muestran que la tasa de infección se desacelera. El lunes, el condado King de Seattle reportó un 25% menos de nuevos casos de coronavirus que la semana anterior. 

Al momento de escribir este artículo, Oregón ha reportado un número relativamente pequeño de casos de coronavirus (1,584 casos confirmados y 53 muertes) en comparación con sus vecinos. California ha reportado 22,348 casos confirmados y 687 muertes, mientras que el estado de Washington ha reportado 10,538 casos confirmados y 491 muertes. 

Oregón pudo contener la cantidad de casos porque implementó medidas de distanciamiento social antes de ver una gran cantidad de casos, explicó Dean Sidelinger, epidemiólogo jefe de la Autoridad de Salud de Oregón. 

Aplanando la curva

"Ese aplanamiento de la curva, que ralentiza la presentación de nuevos casos, es lo que creemos que permitirá que nuestro sistema de atención médica, con los preparativos que hemos hecho, pueda proporcionar atención médica de calidad para todos", dijo Sidelinger. 

Han pasado 2 meses y medio desde que se detectó el primer caso de coronavirus en Estados Unidos. Ahora, la costa oeste está liderando a la nación en mostrar que puede haber una luz al final del túnel. 

"Creo que había algo en la realidad de ser golpeado en la costa oeste que hizo que toda la pandemia fuera real", recordó Compton-Phillips. "Es difícil cerrar una ciudad y cerrar escuelas y poner vidas en espera para ser interrumpidas por una amenaza teórica", dijo. "Ayudó a las personas a comprender la gravedad de la situación".