Aproximadamente unos 800,000 trabajadores del gobierno, quienes están suspendidos o trabajando sin paga, se perderán su primer cheque este viernes 11 de enero.
El Capitolio de Estados Unidos se ve en Washington, mientras el gobierno continúa con un cierre parcial.

Durante la visita a Irak, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que el cierre de gobierno durará "lo que sea necesario".

Insistió en la necesidad de construir el muro para la seguridad del país. "La tecnología son campanas y silbidos. Tienes que tener una pared, tienes que tener protección".

Además, se refirió a la entrada de drogas, gran número de personas ilegales "criminales y asesinos".

"Necesitamos una pared. Entonces, cuando dices ¿cuánto tiempo va a tomar? ¿Cuándo van a decir que necesitamos seguridad fronteriza? ¿Cuándo van a decir los demócratas?", afirmó.

Lea también: Cámara baja levanta sesión sobre gasto, lo que ocasiona cierre parcial de gobierno. 

A esto se le suma que, debido a las vacaciones, los legisladores están lejos de Washington y se les ha informado que, de regresar para una respectiva votación, recibirán un aviso de 24 horas.

Según The Associated Press, aunque el Senado está programado para entrar en sesión el jueves por la tarde, se espera que haya pocos senadores para eso. Después de un fin de semana y dos días festivos para los empleados federales, el miércoles fue el primer día laboral programado regularmente afectado por el cierre.

El cierre inminente se dio por un desacuerdo del presupuesto federal y por la  presión del presidente Donald Trump por obtener dinero para construir un muro fronterizo, lo que ha ocasionado un inminente enfrentamiento con los demócratas.