Ted Cruz y Marco Rubio intentaron destacarse aprovechando la ausencia de Trump.
ARCHIVO - Los senadores republicanos Ted Cruz (Texas) a la izquierda, y Marco Rubio (Florida) hablan tras un debate presidencial en las primarias republicanas, el 28 de enero de 2016 en Des Moines, Iowa, EE.UU.

China anunció el lunes que prohibirá la entrada a los senadores estadounidenses Marco Rubio y Ted Cruz, al legislador Chris Smith y al embajador de la Libertad Religiosa, Sam Brownback, por sus críticas a las políticas del gobernante Partido Comunista hacia los grupos minoritarios y las personas de fe.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, dijo que las acciones de Estados Unidos habían "dañado gravemente las relaciones China-Estados Unidos" y que China estaba decidida a defender su soberanía nacional contra lo que considera una interferencia en sus asuntos internos.

"China responderá mas de acuerdo con el desarrollo de la situación", dijo Hua.

No hay indicios de que ninguno de los cuatro funcionarios tuviera planes de viajar a China.

Las prohibiciones de viaje parecen ser represalias directas por la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos a cuatro funcionarios chinos, incluido Chen Quanguo, quien encabeza la región noroeste de Xinjiang, donde más de 1 millón de miembros de grupos minoritarios musulmanes han sido encarcelados en lo que China llama centros de radicalización y capacitación.

Los críticos han comparado los campos con las cárceles a las que los reclusos son condenados sin que se cumplan las reglas del debido proceso y donde se ven obligados a denunciar su religión, idioma y cultura y jurar lealtad al Partido Comunista y a su líder, Xi Jinping.