FILE PHOTO: U.S. Court of Appeals for the Seventh Circuit Judge Amy Coney Barrett stands as U.S President Donald Trump holds an event to announce her nomination for the Supreme Court at the White House in Washington
La jueza de la Corte de Apelaciones para el Séptimo Circuito de EE.UU., Amy Coney Barrett, en la Casa Blanca durante el anuncio de su nominación a la Corte Suprema. Sábado 26 de septiembre de 2020.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el Senado de Estados Unidos probablemente abrirá audiencias sobre su tercera candidata a la Corte Suprema, Amy Coney Barrett, el 12 de octubre y esperaba una votación en el Senado antes de las elecciones del 3 de noviembre.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham, dijo en un comunicado el sábado por la noche que el comité organizaría una audiencia para las declaraciones de apertura el 12 de octubre, seguida de tres o cuatro días de preguntas y testimonios.

"Va a ir rápido. Estamos buscando hacerlo antes de las elecciones. Así que va a ir muy rápido", dijo Trump.

Las audiencias son parte de un cronograma acelerado mientras el Senado controlado por los republicanos busca votar sobre el candidato de Trump antes de las elecciones y consolidar una mayoría conservadora de 6-3 en la corte.

Si es confirmada, Barrett, una conservadora y devota católica, reemplazará a la jueza liberal Ruth Bader Ginsburg, quien murió el 18 de septiembre.

Trump dijo la semana pasada que creía que la Corte Suprema estaría llamada a fallar sobre el resultado de las elecciones, algo que ha sucedido solo una vez en la historia de Estados Unidos, en 2000.

Trump ha dicho repetidamente y sin pruebas que votar por correo, una característica de larga data de la política estadounidense, podría conducir a un aumento en el fraude electoral. También se ha negado a comprometerse con una transferencia pacífica del poder si pierde las elecciones.

Graham, un republicano y aliado de Trump, ha dicho que espera tener un proceso de audiencia normal a pesar de un cronograma acelerado y las protestas demócratas de que Trump no debería llenar la vacante antes de que el país elija a su presidente.

"Mi esperanza es poder hacerlo de una manera que no podamos desviarnos demasiado de las normas", dijo Graham a principios de esta semana. También dijo que quiere terminar el proceso de audiencia y llevar a la candidata al pleno del Senado antes del día de las elecciones.

Pero la fecha de inicio permite a los senadores mucho menos tiempo de lo habitual para prepararse. Los últimos seis candidatos a la corte han esperado alrededor de ocho semanas para sus audiencias, dijo esta semana la principal demócrata del comité judicial, la senadora Dianne Feinstein. Apuntó que se necesitaba esta cantidad de tiempo para que los senadores se prepararan adecuadamente.

Después de la nominación del sábado, Feinstein dijo en un comunicado que "ahora quedan sólo 38 días para la elección, y la votación anticipada ya ha comenzado en muchos estados. Ninguna vacante de la Corte Suprema se ha llenado tan cerca de una elección presidencial".

Por lo general, los nominados también visitan a los miembros del comité judicial antes de las audiencias de confirmación, aunque no está claro cómo afectará la pandemia de coronavirus a esa tradición y a otras.

Dada la mayoría de los republicanos 53-47 en la cámara, los demócratas no tienen forma de bloquear una confirmación rápida de un candidato de Trump, a pesar de que dos senadores republicanos han expresado objeciones.

El comité judicial tiene 22 miembros: 12 republicanos y 10 demócratas, incluida la senadora Kamala Harris, compañera de fórmula del retador demócrata de Trump, Joe Biden.