U.S. President Trump arrives to speak about negotiations with pharmaceutical companies over the cost of insulin, at the White House in Washington
El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha sido criticado por tomar medidas que regulan contenidos de redes sociales.

MIAMI, EE.UU. - Dos organizaciones insignes en velar por las libertades individuales en el mundo como son Amnistía Internacional (AI) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenaron este viernes el decreto del presidente de EE.UU., Donald Trump, que busca regular las redes sociales.

El portavoz de Amnistía Internacional, Micahel Kleinman, dijo en un comunicado que tal medida es “es peligrosa e irresponsable”.

“Las amenazas y represalias contra empresas que se limitan a verificar datos resultan aún más preocupantes cuando vienen de parte de un gobierno que continúa atacando a medios de comunicación y periodistas por desempeñar la función esencial de decir la verdad al poder”, dijo Kleinman.

El jueves el presidente Trump firmó el decreto que determina que las compañías de redes sociales serán responsables legales del contenido publicado en sus plataformas.

WASHINGTON, DC - MAY 28: U.S. President Donald Trump speaks in the Oval Office before signing an executive order related to…
Trump regula por decreto la responsabilidad jurídica de las redes sociales
A pesar de la medida, está por ver si la Casa Blanca puede implementar de manera unilateral una medida que contradice a la legislación vigente. El propio mandatario ya ha reconocido que posiblemente tenga que defenderla ante los tribunales, pero ha instado a los gobernadores a "regular" estas plataformas.

"Estamos aquí hoy para defender la libertad de expresión ante uno de los mayores riesgos de la historia estadounidense, francamente", declaró el mandatario al firmar el documento.

El texto del decreto establece que: "Es la política de Estados Unidos que tales proveedores deberían perder su protección de responsabilidad jurídica limitada y exponerse a la misma responsabilidad jurídica que cualquier editorial tradicional que no es un proveedor en línea".

Todo ocurrió luego de que el pasado martes Twitter incluyera sendas etiquetas de verificación en dos mensajes divulgados por el presidente. Minutos más tarde, Trump recurrió a esta misma red social para anunciar que tomaría medidas ante lo que calificó como un ataque a su "libertad de expresión".

“No es el presidente quien decide la verdad. Seguir sacando provecho de los prejuicios es peligroso e irresponsable”, observó Amnistía Internacional.

La SIP rechazó por contraria a los valores de la liberta de expresión la orden presidencial estadounidense.

"La actitud mostrada por el presidente Trump está alejada del espíritu del debate profundo sobre libertad de expresión que debe prevalecer en el ámbito digital”, señaló la organización en un comunicado.

Amnistía puntualizó que anteriormente ha rechazado la recopilación de datos de Facebook, “que pueden reutilizarse de varias formas para enviar publicidad selectiva, mensajes políticos y propaganda o para mantener a la gente en la red social amplificando el contenido abusivo, discriminatorio o de odio”.

Menos de 24 horas después de la firma del decreto, Twitter ocultó por primera vez un mensaje de Trump.

El tuit hacía referencia a la muerte en Minnesota del afroamericano George Floyd. La compañía consideró que violaba sus reglas al "glorificar la violencia".

El mensaje de Trump que Twitter decidió ocultar decía:  "... Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda. Hablé con el gobernador Tim Walz y le dije que los militares están con él siempre. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo. ¡Gracias!."