FILE - In this July 4, 2020, file photo, protesters gather near a fire in downtown Portland, Ore. Oregon's largest city is in cr
Archivo - En esta foto del 4 de julio de 2020, manifestantes se reúnen cerca de un incendio en el centro de Portland, Oregon.

Agentes federales usaron gases lacrimógenos y disparos letales contra una multitud de manifestantes en Oregon, horas después de que el jefe del Departamento de Seguridad Nacional visitara Portland y llamara a los manifestantes "anarquistas violentos".

Un video mostró a muchos manifestantes abandonando el área cerca del tribunal federal el jueves por la noche cuando el humo llenaba el aire. Las protestas han tenido lugar durante casi dos meses en Portland, desde el asesinato de George Floyd en Minneapolis el 25 de mayo por parte de un policía.

Durante una visita a Portland el jueves por la mañana, el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, dijo que las autoridades estatales y municipales tienen la culpa de no poner fin a las protestas, enojando a los funcionarios locales.

El alcalde Ted Wheeler y otros funcionarios locales han dicho que no solicitaron ayuda de la policía federal y les pidieron que se fueran.

Unos cientos de personas se habían reunido cerca del tribunal federal el jueves por la noche, informaron los medios de comunicación. La policía les dijo a los manifestantes que se fueran después de anunciar que escucharon algunos cánticos sobre la quema del edificio, según The Oregonian.

Poco tiempo después, los oficiales federales hicieron dispararos de armas de fuego y lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Algunos manifestantes permanecieron en el área la madrugada del viernes y fueron detenidos, pero no estaba claro si se realizaron arrestos, informó el periódico.

El subsecretario interino de Seguridad Nacional, Ken Cuccinelli, dijo el viernes por la mañana en "Fox & Friends" que el gobierno federal tiene la responsabilidad de proteger edificios como el palacio de justicia.

"Lo que hemos visto en todo el país es donde avanza la policía responsable, la violencia retrocede", dijo Cuccinelli.

El presidente Donald Trump envió recientemente a los oficiales federales a la ciudad. Las tensiones se han intensificado en las últimas dos semanas, particularmente después de que un oficial del Servicio de Alguaciles de EE.UU. disparó una ronda de disparos letales contra la cabeza de un manifestante el 11 de julio, hiriéndolo gravemente.