El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa, Meghan, dijeron que planean "dar un paso atrás" como miembros de alto rango de la familia real y "trabajar para ser financieramente independientes".
El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa, Meghan, dijeron que planean "dar un paso atrás" como miembros de alto rango de la familia real y "trabajar para ser financieramente independientes".

En una increíble declaración, el príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa, Meghan, dijeron que planean "dar un paso atrás" como miembros de alto rango de la familia real y "trabajar para ser financieramente independientes".

Un comunicado emitido por la pareja el miércoles por la noche también dijo que tienen la intención de "equilibrar" su tiempo entre el Reino Unido y América del Norte.

Antes de casarse con Harry en 2018, la duquesa de Sussex fue la actriz estadounidense conocida como Meghan Markle. La pareja real tiene un hijo, Archie.

La pareja anunció que dará un paso atrás a sus privilegios como miembros de la realeza británica y que buscarán sobrevivir con sus propios ingresos.

"Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución", dijo la pareja en un comunicado.

"Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros 'sénior' de la familia real y trabajar para ser financieramente independientes, mientras continuamos apoyando plenamente a su majestad la reina", reza parte del comunicado.

Harry, de 35 años, es nieto de la reina Isabel II y ocupa el sexto puesto en la línea del trono británico.