Paul Simon actuando en su concierto de despedida en Nueva York el Meadows Corona Park el sábado, 22 de septiembre de 2018.
Paul Simon actuando en su concierto de despedida en Nueva York el Meadows Corona Park el sábado, 22 de septiembre de 2018.

Paul Simon finalizó su última gira de conciertos bajo un cielo iluminado por la luna el sábado, y dijo a una audiencia en un parque de Queens, Nueva York, que sus ovaciones "significan más de lo que puedan saber". 

Simon actuó en el Flushing Meadows Corona Park, del que dijo que estaba a 20 minutos en bicicleta de donde creció, terminando la noche histórica con su primer gran éxito, "The Sound of Silence". 

Simon, de 76 años, no se retira y no ha descartado presentaciones futuras. Pero dijo que esta es su última vez en el camino, y él no está solo entre sus colegas; Elton John y Kiss también hacen cambios a su despedida.

El alcalde de Nueva York, Bill DeBlasio, presentó a Simon, llamándolo "uno de los mejores artistas de Nueva York de todos los tiempos". El regreso a Nueva York generó recuerdos de los dos espectáculos icónicos de Simon en el Central Park de Manhattan, en 1981, con su exsocio Art Garfunkel y en 1991 por su cuenta.

Simon no se refirió directamente a la naturaleza especial de esta ocasión, y su única invitada fue su esposa Edie Brickell, que salió a silbar el solo en "Yo y Julio Down By the Schoolyard". Pero había muchas referencias a entornos familiares, como cuando hizo una pausa y sonrió a un avión que descendía sobre el parque mientras se preparaba para cantar "Homeward Bound". "Bienvenido a Nueva York", dijo.

Cuando Simon terminó de cantar "Kodachrome", con su memorable frase sobre "la basura que aprendí en la escuela secundaria", dijo, "toma eso, Forest Hills High School". Pero, admitió, "en realidad, la pasé bien allí". La multitud aplaudió cuando Simon cantó sobre "la reina de la Corona" en "Me & Julio Down By the Schoolyard".

"¿Cuán divertido es cantar una canción sobre Corona en Corona?", dijo.

Su conjunto de 26 canciones abarcó más de 50 años. Un elemento básico de la escena folklórica de la década de 1960 con Garfunkel, Simon exploró música de todo el mundo como solista. Su banda contenía guitarristas de Nigeria y Sudáfrica, y un sexteto clásico. Su trabajo más reciente ha sido el más desafiante musicalmente, y en un nuevo disco revisa canciones pasadas por alto de las últimas cuatro décadas. Es miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll en ambas etapas de su carrera.

Con información de AP