Miami Marlins' Miguel Rojas, left, reacts to getting hit by a pitch during the seventh inning of a baseball game, Sunday, July…
Miguel Rojas (izq.) de los Marlins de Miami, reacciona tras ser golpeado por una pelota en el séptimo episodio de un juego contra los Filis el domingo 26 de julio de 2020, en Filadelfia.

La semana pasada, las Grandes Ligas de Béisbol abrieron su temporada marcadamente restringida casi cuatro meses tarde debido a la pandemia de coronavirus. Ahora el equipo de los Miami Marlins, se ha visto afectado por un brote de infecciones.

Los Marlins jugaron una serie de tres juegos de fin de semana en Filadelfia, en el noreste del país, pero cancelaron su primer partido en casa el lunes por la noche en Miami contra los Orioles de Baltimore cuando ocho jugadores más y dos entrenadores dieron positivo al coronavirus.

Las nuevas infecciones elevaron el total del equipo de los Marlins a por lo menos 14 en los últimos días. El equipo se quedó en Filadelfia el domingo por la noche, mientras sopesaba precauciones de salud.

Una temporada (ir)regular

Por su parte, los Filis, el equipo de Filadelfia que jugó contra los Marlins, suspendieron su partido del lunes por la noche en casa contra los Yankees de Nueva York.

Las Grandes Ligas redujeron su calendario normal de 162 juegos de la temporada regular a solo 60 encuentros. La presente campaña comenzó con estadios vacíos, con la esperanza de evitar un desastre generalizado de salud. Algunos jugadores de reserva han estado sentados en las gradas para dar a sus compañeros de equipo un amplio espacio para la distancia social en los banquillos.

Aun así, varios jugadores estrella han contraído el coronavirus, incluidos Freddie Freeman de los Bravos de Atlanta y Juan Soto de los Nacionales de Washington, los campeones de la Serie Mundial 2019.

Se ha visto a algunos entrenadores, jugadores y árbitros en el campo usando mascarillas durante los juegos de apertura. Las autoridades canadienses prohibieron que los  Blue Jays de Toronto jugaran en su campo local. El gobierno canadiense se negó a permitir que los equipos con sede en EE.UU. cruzaran repetidamente la frontera cuando ya ha bloqueado la entrada de turistas estadounidenses al país.

Crisis en otros deportes

Brandon Drury (centro) de los Blue Jays de Torongo celebra con Danny Jansen (izq.) después de batear un sencillo que le permitió dos carreras en el juego con los Tampa Bay Rays, el domingo 26 de julio de 2020, en San Petersburgo, Florida.

Otras dos ligas deportivas profesionales dominadas por Estados Unidos, la Asociación Nacional de Baloncesto y la Liga Nacional de Hockey, han abierto campos de entrenamiento y esperan reiniciar sus temporadas en los próximos días después de suspender el juego durante cuatro meses.

Todos los juegos de baloncesto se juegan en Orlando, Florida, en lugar de los coliseos locales normales de cada equipo, mientras que todos los juegos de hockey se juegan en los coliseos de dos ciudades canadienses, Toronto y Edmonton.

La National Football League  (Liga Nacional de Fútbol Americano) está abriendo campos de entrenamiento esta semana, pero ya ha cancelado los cuatro juegos de exhibición habituales que cada equipo jugaba en agosto antes del inicio de la temporada regular en septiembre.