Maite Perroni, artista mexicana.
Maite Perroni ha forjado una carrera que la ha llevado a destacar a nivel internacional como cantante, actriz y empresaria. Actualmente protagoniza la serie "Oscuro Deseo" de Netflix.

LOS ANGELES, EE.UU. - Se podría decir que Maite Perroni es la actriz mexicana del momento, su rostro destella en las pantallas de millones de televidentes que la siguen en series producidas por las plataformas de transmisión como Netflix, Amazon y Pantaya. 

Inició su carrera en 2004, interpretando a una estudiante llamada Lupita Fernández, en la telenovela llamada Rebelde; de esa producción surgió el grupo musical llamado RBD, con el que recorrieron el mundo dando conciertos.

Posteriormente, ha seguido actuando en telenovelas, películas, cantando como solista, y en 2014 amplió sus horizontes estrenándose como empresaria, al lanzar su línea de ropa en Estados Unidos. Actualmente, protagoniza la serie "Oscuro Deseo", disponible en Netflix.

La Voz de América conversó con Maite Perroni  sobre sus nuevos proyectos y los personajes que interpreta.

Imagen de la serie "Oscuro Deseo", de Netflix, en donde Maite Perroni interpreta al personaje Alma Solares.

VOA: Empecemos primero por tu nuevo proyecto. Háblanos de tu personaje en Oscuro Deseo.

Bueno mi personaje es Alma. Es una abogada que defiende los derechos de la mujer, está casada con el juez Solares, el magistrado, el hombre intachable y tiene una hija, que es Zoe, con quien tiene una relación compleja puesto que está en su proceso de búsqueda de identidad. Pero Alma es una mujer preparada, catedrática, es una mujer estudiada, activa, que de pronto, un fin de semana decide ir a ver a su mejor amiga, que está atravesando un divorcio, así que decide acompañarla, y en estos días que comparten juntas una noche salen a tomar algo y Alma de pronto, lo que nunca hacía en su vida, decide darse la oportunidad de estar con alguien más y serle infiel a su esposo, pero en ese momento ella lo hace bajo el pensamiento de que le es infiel. Historia larga corta.

Toda esta situación, que podría parecer una noche de sexo, se convierte realmente en un gran conflicto, porque esta situación va a desencadenar una situación mucho más compleja que va a llevar a cada uno de los personajes a mostrarnos las verdaderas intenciones, las mentiras, las falsedades, las traiciones y también a darnos cuenta cómo cada uno de estos personajes va a empezar a reaccionar con el instinto y el impulso dejando de lado la razón.

Y aquí sucede de todo, vamos a hablar de asesinatos, vamos a hablar de feminicidio, vamos a hablar de la justicia, vamos a hablar de la sexualidad de la mujer, vamos a hablar de lo que implica realmente la lealtad.

Muchas cosas se ponen en juego y cada personaje va a empezar a reaccionar a partir de sus oscuros deseos literalmente.  

VOA: Es interesante porque vi también la otra serie que has hecho. El Juego de las Llaves también trata de la sexualidad. Entonces es interesante que estos dos últimos proyectos tienen un poco ese mismo contexto. ¿Fue casualidad, te llama la atención hacer cosas más provocativas?

Pues yo lo que creo es que es muy importante poner sobre la mesa el tema de la sexualidad de la mujer. La sexualidad de la mujer se ha visto juzgada siempre, la sexualidad del hombre se premia, entonces creo que esto es algo que debemos poner sobre la mesa porque al final de cuentas estos estereotipos y estas etiquetas que hemos heredado socialmente no son correctas, desde mi punto de vista.

Al final tanto hombres como mujeres vivimos una sexualidad y debemos dejar de juzgarla y debemos dejar de etiquetar o de poner a la mujer en ciertos tipo de definiciones que agreden a su persona por vivir una sexualidad en libertad. Creo que es un tema importante.

Si bien estos dos proyectos abordan la sexualidad desde puntos diferentes, y desde tonos diferentes, puesto que Juego de Llaves es una historia de parejas que deciden abiertamente tomar el riesgo de buscar otra forma de vivir su sexualidad, rompiendo con la monotonía y con la monogamia, para ver qué sucede y cómo poder reactivar esta parte de la relación.

Pero abiertamente hablando, no hay engaño, no hay mentira, y cada proceso y cada pareja tiene su propia historia y su propio análisis de la situación que experimentan y también está llevada desde un tono más (de) comedia. Es como un drama y es como que es una comedia sin hacer chiste por chiste, pero que lo toca con ligereza para no complejizar tanto el asunto y poder poner sobre la mesa un tema que es real y que existe, una comunidad swinger muy fuerte en el mundo.

Maite Perroni ha logrado colarse en importantes proyectos que se están realizando en productoras internacionales.

Pero el tema de Oscuro Deseo es totalmente diferente, es un thriller de suspenso, es misterio. Hay asesinatos de por medio hay muchas mentiras y falsedades y traiciones de por medio. Y aquí es donde vamos a ver esa vulnerabilidad desde este lugar oscuro, si así lo queremos llamar, porque cada personaje va a empezar a actuar a partir de ella y entonces van a provocarse situaciones y van a desencadenarse historias del pasado que van a generar un gran conflicto entre estos seis personajes centrales.

Y al final, la sexualidad es como un vehículo en estas historias pero no es lo más importante. Lo más importante, yo creo, es el tema de conversación que se provoca. El tema de la mujer dentro de su sexualidad y también en poner sobre la mesa dos conversaciones muy diferentes y que las mismas historias nos hacen ver que al final todos somos seres sexuales. Pero no es lo más importante. Cada historia tiene temas más trascendentes que las escenas eróticas.

VOA: Veo que dices que va a haber dos temporadas de Oscuro dDseo. ¿Ya grabaste la segunda temporada, y si no, para cuándo va a ser?

No, por lo pronto tenemos solo una temporada de 18 capítulos de media hora. Entonces lo que vamos a hacer ahora es compartir con la gente este proyecto y vamos a ver cómo se dan las cosas y vamos a ver cómo va creciendo este proyecto junto con el público y ya nos dirán si hay una segunda temporada o no.

Juego de llaves es la que tiene segunda temporada. Entramos a filmar la segunda temporada. Espero que a finales de año cuando nos den luz verde para retomar grabaciones vamos a continuar con la segunda temporada.

VOA: Bueno precisamente sobre eso te quería preguntar. En este momento, con la pandemia, ¿te preocupa estar trabajando dentro de estas condiciones? ¿Cuál es tu mayor preocupación?

Bueno la salud la salud y el bienestar de mi familia y de mis seres queridos y no exponerlos a algún tipo de riesgo. Así que por lo pronto pues hemos sido muy responsables. Nosotros llevamos casi cuatro meses ya en cuarentena, con actividades muy limitadas siendo que solamente vamos al supermercado algunas veces, otras veces en línea, y algún paseo con nuestra mascota para que pueda caminar tomar aire y volver a la casa.

Pero en realidad no hemos estado en contacto ni expuestos. Por lo mismo por cuidarnos y cuidar a la gente que amamos y pues evidentemente esperando que podamos retomar pronto las actividades y que podamos volver a nuestro día a día y que pues ojalá que pronto haya soluciones para que esto pueda minimizarse.

No creo que desaparezca, pero que por lo menos pueda minimizarse y que haya un control para que nos dé a todos la seguridad de reintegrarlos a nuestra vida porque hay gente que aún la situación que se está viviendo no puede detener su trabajo. No puede frenarse porque tienen que llevar un plato de comida a la mesa. Entonces es una situación muy compleja en muchos sentidos y yo deseo, como todos, me imagino, que esto pase pronto para que podamos reactivar nuestra vida económica nuestra vida personal nuestra vida emocional nuestra interacción personal y que podamos volver a nuestro día a día. 

VOA: ¿Tienes algún proyecto en puerta que ha sido detenido a causa de la pandemia y te han dicho en qué momento van a poder reiniciar y bajo qué condiciones?

Bueno sí, Juego de llaves 2 es la que quedó en pausa. Nosotros estábamos empezando grabaciones, el 31 de marzo, estábamos ya en prueba de vestuario lecturas y en proceso de preproducción y tuvimos que frenar y estamos en espera de que nos den luz verde para poder reintegrarnos y volver a empezar.

Y me imagino que tendrán nuevamente sus medidas de seguridad y de protección para toda la gente que al final vamos a empezar a trabajar, pero todavía estamos a la espera de la fecha para poder hacerlo. Y en cuanto a si se seguro, estoy segura que lo harán con precauciones, puesto que desde el principio, en cuanto vieron el riesgo se tomó la decisión de proteger al equipo y de proteger a toda la producción.

Así que confiando en eso y en el equipo que se ha formado creo que encontraremos la manera de hacerlo y de poderlo llevar a cabo. Ya hay algunas otras producciones que se han activado, de distintas empresas que ya están retomando sus grabaciones y están tomando medidas que son las adecuadas para evitar un contagio, como el hecho de tener a una producción en un espacio, tener los test para poder saber que todo el crew y el equipo están bien y tanto actores como producción.

VOA: Con el estreno de Oscuro Deseo tendrás series en tres diferentes plataformas de streaming. ¿Cómo han cambiado estas plataformas tus oportunidades laborales y el alcance de tu trabajo?

Definitivamente han sido oportunidades que me han abierto las puertas tanto personalmente como profesionalmente.

Personalmente me refiero al proceso que me ha permitido vivir este cambio. Esta transición, esta adaptación al contenido que la industria está generando me da muchísimo gusto poder ser parte del contenido mexicano que se está produciendo para las plataformas más importantes y que podamos, desde México y Latinoamérica, llevar contenido a partir de estas plataformas a todo el mundo.

Para mí obviamente esto es un reto y una satisfacción muy grande, porque tanto actoralmente como profesionalmente, pues he aprendido mucho, reconectado con directores que me han nutrido que me han enseñado, que me han movido de esta zona de confort, con excelentes compañeros y actores que me han enseñado y aportado también mucho.

Entonces ha sido un proceso de aprendizaje muy interesante.

VOA: ¿Te interesaría hacer el crossover a proyectos en inglés?

Claro, si se diera la oportunidad de poder ser parte de un proyecto que me permita seguir creciendo, internacionalizar mi carrera a ese nivel, por supuesto. Jamás me cerraría la puerta o la oportunidad de hacerlo. Vamos a ver si la vida lo permite si las cosas se dan. Mientras tanto yo sigo trabajando y preparándome y estudiando. Ya veremos si es parte o no de mi destino. Pero mientras tanto, trabajando por por ello.

VOA: Tú tienes muchísimos seguidores en redes sociales. ¿Qué tan activa eres en tus redes, en contestar a tus seguidores y qué tan importante es promocionarte en redes?

Creo que las redes sociales son una gran herramienta. Son una forma de comunicación inmediata de primera fuente. Son la forma que a diario nos permite tener una interacción con la gente que nos acompaña y yo procuro compartir todo lo que tiene que ver con mi profesión en mis redes. De pronto comparto una que otra cosa más personal pero poco.

La verdad es que sí procuro tener esta intimidad y este espacio bien cuidado, como lo íntimo que uno también necesita tener porque al ser una figura pública creo que es importante tener un equilibrio y saber cerrar la puerta y tener su espacio.

Pero tampoco estoy cerrada a compartir detalles o momentos o cosas puesto que no tiene nada de malo, pero mucho más enfocada a utilizarlas como una herramienta de trabajo para compartir lo que estoy haciendo para poder estar cerca de ellos. 

VOA: ¿Qué tipo de actividades has estado haciendo durante esta pandemia?

Puesto que los días de grabación son de lunes a sábado, más de 12 horas todos los días. El domingo lo que haces es tratar de descansar y eso muchas veces y por muchos años ha implicado para mí, el no tener disciplinas porque voy al ritmo y al día del trabajo y entonces, de pronto me doy cuenta de que no hago ejercicio constantemente o que lo hago un mes y luego ocho meses no hago nada.

El retomar disciplinas y retomar actividades que me puedan hacer bien como mi alimentación, el ejercicio, cocinar, me gusta mucho cocinar y nunca lo hago porque no tengo tiempo. Ahora he podido disfrutar nuevamente de esto y de redescubrir sazones, sabores y cosas que me han hecho disfrutar de ello leer estudiar. He estado tomando clases miércoles y viernes de distintas cosas y dándole continuidad a mi preparación.

Y de pronto me daba cuenta que ya tenía el día lleno de actividades y que estaba haciendo muchas cosas y disfrutando, desafortunadamente de esta pausa, hacia aprovechar el tiempo de la mejor manera para mí.

(Adaptación: Herbert Zepeda