René Mena, actor salvadoreño
René Mena, es una estrella de cine y televisión de procedencia salvadoreña que con esfuerzo, sacrificio y mucha dedicación se ha abierto campo en el competitivo mercado de la actuación.

SAN FRANCISCO, CALIFORNIA - El actor salvadoreño René Mena, está decidido a que el coronavirus no detenga su ascenso en el mundo del espectáculo y aplica a su profesión un dicho popular latinoamericano: “Si del cielo te caen limones aprende a hacer limonada”. Y es que desde el encierro impuesto y lejos de Hollywood está preparándose para el momento de su regreso.

Sin saber cómo y cuándo retornará, Mena conversó con la Voz de América del papel que hoy le toca desempeñar en aislamiento y del reto que éste implica para su carrera.

Cuando el mundo del espectáculo se detuvo, Mena estaba envuelto en una vorágine de audiciones y tenía entre manos el guión de una historia propia.

En 2018 grabó su primer protagónico en “Prescience”, donde comparte créditos con Eric Roberts y Linda Gray.

También se encontraba en plena promoción de la cinta, “Prescience”. Película donde protagoniza a un abogado penal de origen salvadoreño, quien está luchando con su sexualidad, un novio nuevo, así como el desempleo e inquietantes secretos de la infancia que ocultan sus padres.

El elenco de la película no solo cuenta con la participación del reconocido Eric Roberts, también incluye a la laureada actriz Linda Gray. El salvadoreño René Mena, además de ser uno de los protagonistas también participó como productor.

René cuenta que la cinta llegó más lejos de lo que él esperaba, traspasó fronteras e idiomas, pero se ha estancado por el virus. “Luego que la vendimos obtuvimos distribución y sabíamos a dónde íbamos llegar. En un momento me dijeron íbamos a llegar a 20 países y yo no lo podía creer que en una película que yo estaba fuera a llegar a tantos lugares. Pero ahora no sabemos nada, seguimos esperando”, narró.

“Solo está acá en Estados Unidos y nos ha ido bien, se sigue distribuyendo. A pesar de todo estoy muy contento, porque empezó como un sueño y se hizo realidad y si alguien quiere ver la película pues la puede ver en cualquiera de las plataformas en la que está”.

En la filmografía del actor también se pueden encontrar interpretaciones en las series Shameless y Hand of God, cortometrajes como Wally’s Will y cintas como Bright, entre otras. Y desde hace dos meses, cuando dejó su apartamento en Los Ángeles para retornar a Richmond, Virginia con su familia debido a la cuarentena solo tiene un protagónico con múltiples facetas: el de hijo y hermano.

René Mena trabajó en la cinta Bright junto a Will Smith, la cual fue transmitida por Netflix.

Para Mena la crisis le ha dado una oportunidad increíble, porque ha tenido la dicha de compartir con su familia y hacer cosas que desde hace casi 10 años que partió rumbo a Los Ángeles, para perseguir su sueño de ser actor, no hacía.

 “Somos 10 hermanos y tener la oportunidad de ver películas con ellos (…) simplemente pasar el tiempo con ellos es muy importante”, explica.

El actor salvadoreño habla de que la vida como artista te pasa una factura, él solo veía unas cuantas veces al año a sus seres queridos y hoy está recibiendo el apoyo incondicional y amor que todo ser humano necesita para recargar baterías.

Aunque también se lamenta que sus bolsillos han resentido la falta de proyectos, “ha sido extremamente difícil, porque no tengo ingresos, como artistas nos quedamos completamente tirados y no sabemos ni cuándo los tendremos”.

Aunque reconoce que su familia ha sido y es un pilar muy importante en este momento y tiene la convicción que la pandemia es transitoria.

“Esto es temporal”, dice Mena, quien ve el regreso al seno materno “como una bendición".

"Me he dado cuenta de cuánto me hacen falta y cuánto los quiero. Estoy aquí súper contento de pasar este tiempo con ellos. Me he dado cuenta de la importancia de lo qué ha pasado en 9 años que no estuve”, admite.

Mena explica que la pausa le ha hecho reflexionar en lo que debe hacer para acercarse más a sus padres, así como replantearse el rumbo que debe tomar su carrera.

“Pienso que estoy en unas vacaciones largas”, contó.

Las crisis marcan el camino

“Lo que no te mata te hace más fuerte”, es al parecer el credo de este artista, cuenta que su negocio, antes de actuar, eran los bienes raíces y que le iba muy bien en dicho rubro, hasta que llegó la crisis económica que desplomó la venta de viviendas. Fue después de eso que se reinventó y se lanzó a la actuación.

Recuerda que la primera vez que se presentó a una audición fue seleccionado de entre 80 personas y ese primer papel fue como antagónico y para un programa piloto de HBO; sin embargo, nunca salió a la luz, pero ganó algo de ello: su amor por la actuación.

René es un salvadoreño polifacético, además de actor ahora está trabajando en el campo de la producción.

Ahí fue cuando hizo maletas para seguir el camino a su sueño y se mudó a Los Ángeles, luego vinieron muchas cosas buenas, no tan buenas y definitivamente malas.

Tuvo unos inicios cuesta arriba. Recordó que cuando ya estaba viviendo en Los Ángeles, la realidad lo golpeó muy duro; belleza, talento y profesionalismo eran los mayores competidores, pero eso no lo desencantó.

“Gente de todo el mundo viene a perseguir el mismo sueño", aseguró. Ante tal reto comenzó a prepararse con clases de actuación y pulir su inglés, porque a pesar de que lo hablaba muy bien necesitaba perder el acento para luego reaprender todas las pronunciaciones de los latinoamericanos e incluso de personas de medio oriente.

“Hay artistas latinos que hablan cinco idiomas y conocen 10 acentos y yo vine acá sin ninguna preparación”, explica.

Casi 10 años después tiene mucho que contar, entre ellos una rigurosa preparación y ya una carrera donde ha compartido escenarios con artistas reconocidos como Will Smith, Eric Roberts y Linda Gray, entre otros.

Es en este momento donde una nueva crisis golpea su carrera, ya sabe que puede salir a flote con su talento y habilidad. También sabe que lo más valioso es el presente porque de éste depende el futuro.

El retorno

“Voy a regresar a audicionar”, dice categóricamente. “Me hace falta esa parte y mucho. Primero será eso”, asegura.

“En cuanto volvamos voy a regresar a producir, ya tengo la mayor parte de fondos para mi próxima película 'Hollywod Roulette' y es un drama”, adelanta.

Embed
El camino ha sido cuesta arriba y él mismo reconoce que su vida ha estado llena de cosas buenas y malas, pero no ha dejado que nada lo mueva de su objetivo.

La película, explica, se centra en la historia de un salvadoreño. La idea era grabar para el verano, pero ahora todo dependerá de la pandemia. Si bien es cierto que todo está ahora en pausa, sus objetivos y sueños no lo están, para él las plataformas digitales son clave.

Para este salvadoreño la mente es su músculo principal y si lo ejercita te llevará a grandes destinos.

“Estoy constantemente tomando clases, aprendiendo ciertos idiomas y dialectos. Ahora que tengo tiempo estoy regresando a esas clases. Hacemos ejercicios de actuación con otros amigos”, concluye.