Inventar, diseñar e imaginar ideas para materializarlas ha sido la ruta que ha llevado al colombiano Luis Gómez Piedrahita a convertirse en el diseñador gráfico sénior de LEGO, una de las compañías de juguetes más reconocidas en el mundo.

“Cuando niño empecé a dibujar las ideas de mi libro de invenciones y creo que desde ahí fueron como naciendo las cosas”, dijo Gómez a la Voz de América.

Años más tarde, su creatividad destacaría entre los aspirantes que buscaban la posición que él conquistó.

“Fueron pasos poco a poco, muy despacito, hasta cumplir el sueño, que eventualmente era llegar a LEGO”, relató.

Gómez explicó que las habilidades manuales son esenciales para la creatividad, ya que el engranaje pone en marcha la coordinación de manos y ojos, la concentración y la resolución de objetivos.

“Nada reemplaza lo tangible que es un objeto. El gran concepto de LEGO, que es seguir unas instrucciones, completar unos pasos y armar un juguete, son un concepto tan relevante hace 80 años como lo es ahora”.

Para el diseñador hay un error habitual que cometen los jóvenes y él también lo vivió.

“Muchas veces uno se subestima y uno piensa ‘no soy tan bueno’. Miras en internet y hay gente con portafolios buenísimos, hay gente muy creativa, pero cada uno tiene lo suyo”, dijo.

Su talento lo ha llevado a ser uno de los responsables de la línea de la Guerra de las Galaxias, de la marca, y así como la expansión del universo que según los científicos es ilimitada, la suya también lo es.