Blake Shelton, el astro de la música country fue nombrado el hombre más sexy por la revista People.
Blake Shelton, el astro de la música country fue nombrado el hombre más sexy por la revista People.

La revista People nombró a Blake Shelton el “Hombre más sexy” del 2017, pero fue necesario que su novia Gwen Stefani lo convenciera de aceptar el título.

El superastro de la música country y coach de “The Voice” odia ser el centro de atención, dijo la revista. 

“Ella me dijo, ‘escúchame’“, recordó el artista de 1,95 metros (6 pies con 5 pulgadas) original de Oklahoma. “Si no aceptas este regalo y simplemente vives el momento, vas a lamentarlo el resto de tu vida’. He sido feo toda mi vida. Si puedo ser sexy por un año, ¡lo tomo!’“. 

Un bono para el honesto Shelton: poder restregarle el título en la cara a Adam Levine, también coach en la competencia de canto de NBC y el “Hombre más sexy” de 2013. Solo que Shelton usó un lenguaje más colorido para describir esa experiencia entre su amigo y compañero de tertulia en la competencia de canto. 

Shelton dijo que estaba, de hecho, orgulloso y honrado de haber sido seleccionado, y agregó: “No voy a tratar esto como Hugh Jackman o uno de esos tipos que lo toman con humildad. La gente me va a odiar por esto. Porque voy a usarlo en cada conversación, ya sea en ‘The Voice’ o en la tienda de abarrotes en Tishomingo, Oklahoma, o en una conversación con un médico. Hasta que tenga que entregarle el título ... a alguien más, es mío. Esto es como un certificado”. 

El más reciente álbum de Shelton, “Texoma Shore”, encabezó esta semana la lista Billboard de los discos country más vendidos. 

La edición especial del “Hombre más sexy” sale a la venta el viernes. 

Mientras crecía en la pequeña ciudad de Tishomingo, dijo Shelton a People, pasó por unos años incómodos. 

“Al describirme como niño, una palabra me viene a la mente y es gordo”, dijo. “La gente dice que no he cambiado desde que la hice. Y sigo siendo gordo. ¡Es la prueba!” 

No lo es, por supuesto. Shelton ejercita con frecuencia en la cinta de correr para mantenerse en forma, aunque admite que se deja seducir por unas tortillas con salsa o una bolsa de Cheetos cuando tiene mucha hambre, y visita el restaurante de comida rápida Sonic cuando regresa a su casa en Tishomingo.