FILE PHOTO: Dixie Chicks, Emily Robison, Natalie Maines and Martie Maguire perform at the opening night of the Nokia Theatre L.A. Live in Los Angeles
La banda entonces llamada Dixie Chicks, formada por Emily Robison, Natalie Maines and Martie Maguire, actúan en la noche de apertura del Teatro Nokia de Los Ángeles, California, en 2007.

LOS ANGELES, EE.UU. - El trío de música country, Dixie Chicks, cambió el jueves su nombre a simplemente The Chicks, en el último movimiento de la cultura pop estadounidense para abandonar asociaciones con el pasado racista del país.

“Queremos estar a tono con el momento”, dijo la banda en su página web, sin dar más explicaciones.

La palabra “Dixie” está asociada con los estados del sur de Estados Unidos donde la esclavitud era legal y que se separó de la unión y luchó como los Estados Confederados de América durante la Guerra Civil.

FILE PHOTO: 50th NAACP Image Awards - Show - Los Angeles, California, U.S.
Beyoncé lanza sencillo en apoyo a familias de raza negra
El sitio web de la cantante aseguró que la canción lanzada el viernes por la noche beneficiará a las pequeñas empresas propiedad de familias de raza negra.

Este mes, la banda de música country Lady Antebellum cambió su nombre a Lady A, también debido a asociaciones del período Antebellum con la esclavitud.

Las Dixie Chicks se formaron en Texas en 1989 y se convirtieron en uno de principales nombres de la música country. La banda femenina fue rechazada por estaciones de radio en 2003 después de que la cantante Natalie Maines dijo que no respaldaba la invasión estadounidense de Irak.

La banda respondió en 2006 con el sencillo ganador del Grammy 'Not Ready to Make Nice'.

Los músicos, los programas de televisión y el cine se han visto obligados a pensar los mensajes que están enviando luego de una reflexión nacional sobre el racismo sistémico en Estados Unidos, que provocó masivas protestas contra la brutalidad policial contra los negros.

La clásica película de la Guerra Civil 'Lo que el viento se llevó' volvió el miércoles a la plataforma de streaming de HBO Max, acompañada de una introducción que reconoce la brutalidad de la esclavitud.