El presidente Donald Trump habla con reporteros antes de abordar el Air Force One en la Base Andrews en Maryland, el 18 de febrero de 2020.
El presidente Donald Trump habla con reporteros antes de abordar el Air Force One en la Base Andrews en Maryland, el 18 de febrero de 2020.

LA CASA BLANCA - Desde su absolución por parte del Senado de Estados Unidos el presidente Donald Trump ha apuntado a quienes se opusieron a él durante su juicio político, extendió favores a los aliados y continuó aumentando su administración con leales.

Frente a los entusiastas fanáticos, Donald Trump tomó la "Bestia", la limusina presidencial blindada, para dar una vuelta por la pista de carreras de las 500 Millas de Daytona durante el fin de semana, la primera en la historia de Estados Unidos.

"Trump es un personaje que disfruta del gran gesto, el movimiento audaz, y esto ha caracterizado toda su vida pública desde que era un ciudadano privado", dice Matthew Continetti del American Enterprise Institute.

Las medidas audaces de Trump también incluyen presionar a los fiscales federales para que reduzcan el tiempo en prisión para su asesor político de mucho tiempo, Roger Stone, quien fue declarado culpable de mentir a los investigadores, obstruir al Congreso y atestiguar la intimidación en el caso de la intromisión rusa en las elecciones estadounidenses de 2016.

"Fue tratado muy mal, recomendaron nueve años cuatro personas que tal vez eran personas de Mueller, no sé quiénes eran, fiscales", dijo Trump.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla con los periodistas antes de abordar el Air Force One cuando sale de Washington para viajar a California desde la Base Conjunta Andrews en Maryland, EE.UU., 18 de febrero de 2020.
Presidente Trump conmuta sentencia de exgobernador demócrata y de 10 personas más
Presidente Trump conmuta sentencia de exgobernador demócrata y de 10 personas más

Los presidentes rara vez comentan sobre casos pendientes, para evitar dar la impresión de que están influyendo en el proceso legal. Pero Trump ha roto con tales precedentes.

También promocionó el despido del embajador estadounidense en la Unión Europea Gordon Sondland y Alexander Vindman, director de asuntos europeos en el Consejo de Seguridad Nacional. Ambos hombres testificaron contra el presidente durante su juicio político.

“Su conducta después de su absolución realmente confirma los peores temores de la gente sobre él, y es que realmente no tiene el temperamento que a la gente le gustaría tener en un presidente. La gente no está buscando un presidente que sea vengativo en su conducta y comportamiento", dice Geoffrey Garin, de Hart Research.

Los partidarios del presidente rechazan tales críticas y dicen que está premiando a los leales políticos como lo hacen todos los presidentes. Después de tres años en el cargo, Trump continúa demostrando que le da mucha importancia a la lealtad personal, depurando al personal del Consejo de Seguridad Nacional del personal de la era Obama y trayendo de regreso al exdirector de Comunicaciones Hope Hicks como consejero del presidente, y al ex asistente personal John McEntee para supervisar la oficina de personal presidencial.

"Quiere rodearse de personas en las que confía e intenta reducir la exposición a personas que no conoce, o a personas que habían sido parte de la burocracia, a las que hemos visto oponerse en cada momento desde que se convirtió en presidente", indica Matthew Continetti del American Enterprise Institute.

Trump también está apostando a que la economía fuerte ayudará a asegurar su reelección, incluso si algunos partidarios se desaniman por su estilo personal contundente.

"Nadie explica mejor los problemas con el carácter del presidente Trump que el propio presidente Trump. La gente lo ve todos los días. Y en nuestras encuestas, sabemos que hay una gran cantidad de votantes que dicen, estoy de acuerdo con él sobre los temas, pero no me gusta la forma en que se conduce”, dice Geoffrey Garin.

Con las elecciones a más de ocho meses, Trump ya está haciendo una campaña agresiva y acumulando fondos, con 200 millones de dólares ya en el banco y viajes relacionados con la campaña cada semana.