WASHINGTON, D.C. - Las ganas de servir a la comunidad, unido al apoyo de su familia y aderezado con un amplio conocimiento del funcionamiento del gobierno local, fueron los ingredientes para una receta de cambio que llevó al venezolano Oscar Puig a involucrarse en la política  local de Estados Unidos.

Puig se presentó este año como candidato a la Silla 3 del Concejo Legislativo de la ciudad de Doral.

“Todo empezó por mi familia, por mis hijos, cuando nos mudamos a la ciudad del Doral hace 20 años, cuando aún no era ciudad. Me involucré con un grupo llamado One Doral que estaba buscando y fomentando que el área se convirtiera en una municipalidad”, recuerda Oscar en declaraciones a la Voz de América.

El camino no fue fácil. Pasaron tres años de ardua lucha para que el condado aceptara llevar al voto popular a los residentes del área para que decidieran sobre el destino de la zona. Han pasado 17 años desde ese entonces y Doral se ha convertido en una de las ciudades de mayor crecimiento en el sur del estado de la Florida, y en la que destacan sus parques y escuelas grado A.

Remesas otra víctima del COVID-19 gráfico
Venezolano en Miami: entre sobrevivir y enviar remesas a la familia en plena pandemia
Cuando llegó la pandemia del coronavirus a Estados Unidos, la economía paró en seco y miles de personas quedaron desempleadas y con la incertidumbre de lo que iba a pasar en el futuro. Eso frenó muchos de los envíos de dinero que los latinoamericanos mandaban a sus familiares en sus países.

Puig probó suerte para este mismo cargo de concejal hace 10 años, pero no logró llegar a su meta; sin embargo, lejos de amilanarse, decidió seguir creciendo en su conocimiento y colaboración con la comunidad.

“Al surgir de nuevo una oportunidad, con esta silla que queda vacante, los residentes, los amigos, e inclusive los oficiales electos que me están apoyando, me pidieron que me lanzara”, explica.

Una decisión que tomó en familia, porque hacer campaña no es algo sencillo y roba mucho tiempo. “Pero creo que nací con la vocación de servicio, me gusta ser parte del progreso que llevamos y quiero ser parte de la continuación del proyecto que construimos como ciudad”, señala Puig.

Transparencia en la gestión

Puig considera que la gestión hasta ahora llevada a cabo por los alcaldes Juan Carlos Bermúdez y Luigi Boria ha dado sus frutos en una ciudad prácticamente modelo en el sur del estado; por lo que continuar con el proyecto de desarrollo y crecimiento, es vital en sus propuestas.

Visite un especial completo sobre las elecciones 2020 en EE.UU. 

“Es importante que sigamos el mismo camino y buscar mejorías. Es fácil derrumbar algo y muy difícil construirlo. Quiero ser muy claro con el uso del presupuesto. La transparencia de gobierno es muy importante para mí y para el grupo que me apoya”.

Con los empresarios en la mira

Ante la pregunta de cuáles son los principales retos que asumiría en caso de ganar la silla 3 del Concejo de Doral, Puig fue directo al señalar que su prioridad son los empresarios.  

“El inmigrante —dice— viene y busca formar una empresa: compra un restaurante, abre una pizzería. Quiero apoyar al pequeño negocio. La mayoría son de dueños que son inmigrantes hispanos. Me he dedicado mucho a esto en la campaña, he visitado pequeños negocios, escuchando sus problemas y buscando soluciones. Es difícil cuando una persona viene de Latinoamérica, o de cualquier parte del mundo, trae sus ahorros, los invierte en un negocio y que ese negocio caiga”.

Otros temas de interés entre sus propuestas son mejorar el tráfico, que suele ser muy congestionado en horas pico en la ciudad. Para esto, quiere "ser una voz fuerte ante el condado y ante el estado para buscar fondos y empezar la inversión en transporte masivo".

"Creo que es la única solución que tenemos como área en el sur de la Florida para resolver este tema”, añade.

También, considera que es necesario invertir en la seguridad, apoyar al cuerpo de policía local y seguir colaborando con las escuelas.