U.S. Democratic presidential nominee Joe Biden holds campaign event in Pittsburgh, Pennsylvania
El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, celebra un evento de campaña en Pittsburgh, Pennsylvania, el 31 de agosto del 2020.

WASHINGTON DC - El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden acusó al presidente Donald Trump el lunes de fomentar la división y la violencia en Estados Unidos, respondiendo así a las críticas por parte de los republicanos, que lo tildan de ser suave con el crimen y presentan al actual mandatario como el único capaz de restaurar la “ley y el orden” en el país.

Desde Pittsburg, Pennsylvania, un estado bisagra clave en las elecciones de noviembre, Biden condenó los “saqueos” y los “disturbios” que han sucedido en algunas de las protestas en contra de la violencia policial y el racismo que se han producido por todo el país en los últimos meses.

“Quiero que quede absolutamente claro: amotinarse no es protestar, saquear no es protestar, nada de esta anarquía es protestar (….) y aquellos que lo hagan deben ser juzgados”, dijo el exvicepresidente.

Durante el fin de semana, el presidente Trump lanzó una serie de críticas contra Biden y los demócratas en Twitter, acusándoles de no poder controlar las ciudades que gobiernan.

“¿Cuándo va a criticar el Adormilado Joe Biden a los anarquistas, matones y los agitadores? (….) ¿cuándo va a sugerir enviar a la Guardia Nacional a las MAL ADMINISTRADAS (…) ciudades y estados demócratas?”, escribió el presidente en la red social.

Los comentarios de ambos candidatos a la presidencia llegan después de un fin de semana marcado por las protestas y los enfrentamientos en varias ciudades, incluyendo Portland, Oregon y Kenosha, Wisconsin. Esta última ha sido testigo de más de una semana de protestas después de que un policía disparara siete veces en la espalda a Jacob Blake, un hombre afroestadounidense, que resultó gravemente herido.

Portland police make arrests on the scene of the nightly protests at a Portland police precinct on Sunday, Aug. 30, 2020 in…
Protestas en Portland: Trump acusa a la "izquierda radical", Biden condena la violencia
Una persona muerta fue el saldo de un fin de semana violento en Portland, en el estado de Oregon. Los disturbios han recibido diversas respuestas por parte del presidente Donald Trump, las autoridades y el candidato presidencial demócrata Joe Biden. Informa Jorge Agobian, de la Voz de América.

El presidente Trump tiene planeado viajar el martes a Kenosha, a pesar de que el gobernador del estado, el demócrata Tony Evers, le pidió expresamente el domingo que no fuera, alegando que su presidencia podría retrasar los esfuerzos del estado por “superar la división”.

En su discurso desde Pennsylvania, Biden acusó a Trump de querer avivar el caos para su propio beneficio político.

“[Trump] ha buscado el caos en vez de ofrecer orden”, dijo el vicepresidente en el evento transmitido virtualmente. “Trump ve en esta violencia un salvavidas político".

Minutos después de que Biden terminara su discurso, Trump respondió en Twitter diciendo que el demócrata está culpando “mucho más a la policía” que a los “anarquistas, agitadores y saqueadores”.

“Nunca los podría culpar o perdería el voto de los seguidores de la Izquierda Radical de Bernie”, escribió el presidente, en referencia a los seguidores del senador Bernie Sanders, quien lidera el ala más progresista del Partido Demócrata.

En una de sus más duras críticas contra el socialismo y la violencia en algunas de las protestas, Biden apeló a los ciudadanos el lunes: “Ustedes me conocen (...), conocen mi historia, la historia de mi familia; pregúntense, ¿parezco un socialista con gusto por los disturbios, en serio?".

Cientos de protestas y manifestaciones han estallado en Estados Unidos desde la muerte de George Floyd, un hombre afroestadounidense, cuando se encontraba bajo custodia de la policía en Minneapolis, Minnesota, el 25 de mayo.

Según una última encuesta de popularidad realizada por ABC News-Ipsos, un 31% de los estadounidenses se dice favorable a Trump, en comparación con un 46% respecto a Biden.