Photo by: zz/STRF/STAR MAX/IPx 2020 6/14/20 Atmosphere in and around Wall Street and The New York Stock Exchange in the…
Fuerte retirada, durante la jornada de ayer en Wall Street, a medida que los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos subieron a su nivel más alto en dos meses.

Los principales índices de Wall Street operaban dispares el jueves, en una sesión volátil marcada por avances en los sectores de finanzas y energía que limitaban las pérdidas del mercado en medio de la alarma causada por el aumento de casos de coronavirus y del número de desempleados en Estados Unidos.

Los tres referenciales de la bolsa de Nueva York abrieron con caídas, cambiaron de tendencia y luego volvieron a operar mixtos hacía el mediodía, un día después de sufrir sus mayores descensos en dos semanas.

El índice S&P 500 disminuía un 0,5% al inicio de la jornada.

Los rendimientos de los bonos del tesoro estadounidense bajaban.

"Parece que el mercado ha entrado en una nueva fase en la que necesita dirección", dijo J.J. Kinahan, estratega jefe de bolsa de la firma TD Ameritrade. "Sin un catalizador para darles verdadero optimismo, las acciones podrían ser incapaces de subir sostenidamente", puntualizó.

El sector de energía de Wall Street ganaba un 0,9%, ayudado por una recuperación de los precios del petróleo, en tanto que el segmento financiero sumaba un 1,7%. Como contrapeso, el subíndice de industrias lastraba al Dow Jones.

La economía estadounidense se contrajo en un 5,0% en los primeros tres meses del año, pero los expertos prevén un colapso mucho peor para el segundo trimestre.

Aparte de ello, 1,5 millones de personas solicitaron asistencia pública por desempleo en Estados Unidos la semana pasada, siendo la duodécima semana consecutiva en que la cifra disminuye, aunque el desempleo sigue siendo históricamente alto.

Las alzas de los casos de coronavirus en Estados Unidos podrían desatar cierres de empresas en algunos puntos del país pero no a nivel nacional, dijo el jueves el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, luego de que varios estados anotaron aumentos récord de contagios.

El S&P 500 cayó un 2,6% el miércoles y los precios del petróleo cayeron más del 5% después de que Estados Unidos registrara el segundo aumento más grande en casos de coronavirus desde que comenzó la crisis sanitaria. Las acciones se barajaron entre ganancias y pérdidas el jueves.

Estados Unidos registró el martes el segundo aumento más grande en casos de coronavirus desde que comenzó la pandemia. Arizona, California, Mississippi y Nevada tuvieron aumentos récord en las infecciones por coronavirus el martes. Texas estableció un máximo histórico el lunes.

Los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, que alguna vez fueron puntos críticos de coronavirus, anunciaron el miércoles que los visitantes de estados con altas tasas de infección deberán someterse a una cuarentena de 14 días a su llegada.

"Incluso si el gobierno no le ordena quedarse en casa, las personas no se sentirán cómodas saliendo. No van a salir de compras", dijo Thomas Simons, economista del mercado monetario de Jefferies.