A massive drilling derrick is pictured on BP's Thunder Horse Oil Platform in the Gulf of Mexico, 150 miles from the Louisiana…
Las activa temporada de huracanes del Atlántico ha obligado a cerrar en menos de un mes varias plataformas petroleras en las aguas del Golfo de México.

Más de una quinta parte de la producción de petróleo marítima de Estados Unidos y puertos de exportación fueron cerrados este martes ante la llegada del huracán Sally a costas estadounidenses del golfo de México.

Fue el segundo cierre de estas actividades por culpa de una tormenta en el último mes.

Sally, que se mueve muy lentamente, se debilitó el martes a huracán de categoría 1 y se espera que mantenga esa fuerza con vientos sostenidos de 140 kilómetros por hora hasta que toque tierra durante la madrugada del miércoles, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La trayectoria de la tormenta la lleva directamente a las principales áreas de producción de petróleo en el golfo de México en el oeste de Alabama, pero no amenaza a las mayores refinerías de la zona.

La petrolera Royal Dutch Shell dijo que cerró su plataforma Apomattox, a unos 128 kilómetros de la costa de Luisiana, sumándose a BP , Chevron Corp y Equinor en el cierre de instalaciones menos de un mes después del paso del huracán Laura, que forzó a suspender temporalmente la producción de unos 1,5 millones de barriles.

Palm trees sway in the wind as Hurricane Sally approaches in Gulf Shores, Alabama, U.S., September 15, 2020.  REUTERS/Jonathan…
Huracán Sally amenaza costas de EE.UU. en el Golfo
Huracán Sally se aproxima a la costa del Golfo con marejadas ciclónicas

El gobierno de Estados Unidos dijo la producción del 21%, o casi 396.000 barriles diarios de petróleo crudo, de plataformas marítimas y el 25%, o 19 millones de metros cúbicos diarios de gas natural fue suspendida en el Golfo de México.

Los precios del petróleo no repuntaron fuerte a la noticia y tanto los contratos a futuro del crudo y la gasolina estadounidenses subieron apenas un uno por ciento, mientras las reservas de combustible permanecían por encima de los niveles de hace un año debido a la pobre demanda durante la pandemia del coronavirus.

La única terminal marítima de Estados Unidos, Louisiana Offshore Oil Port (LOOP), suspendió la carga de buques cisterna el domingo, mientras que el puerto de Nueva Orleans cerró el lunes.

Esto implica un recorte de alrededor de 307.000 barriles diarios de crudo y 411.000 barriles diarios de productos refinados, según datos de Kpler.

Las refinerías de la región redujeron también sus operaciones. Phillips 66 dijo que la refinería Alliance, que procesa 255.600 barriles diarios en un sitio junto al río Mississippi en la costa de Luisiana, cerró el lunes.

Shell recortó la producción a sus niveles mínimos el lunes en su refinería de Norco, Luisiana, donde procesa 227.000 barriles diarios.