Los especialistas Gregg Maloney y Timothy Nick trabajan en el piso de la Bolsa de Nueva York, el 24 de octubre de 2018.
Los especialistas Gregg Maloney y Timothy Nick trabajan en el piso de la Bolsa de Nueva York, el 24 de octubre de 2018.

Las acciones de Wall Street terminaron abruptamente a la baja el miércoles, eliminando las ganancias restantes de 2018 para el Dow y el S&P 500 en una sesión de altibajos que declinó fuertemente en los últimos 90 minutos.

Las pérdidas en Estados Unidos, que siguieron a un día desigual para las acciones en Asia y Europa, se produjeron después de otra ronda de ganancias mixtas en Estados Unidos que exacerbaron los temores sobre la desaceleración de las ganancias.

Pero las ganancias solo han sido un factor que ha pesado sobre los mercados en las últimas semanas. La expectativa de que la Reserva Federal continuará elevando las tasas de interés también ha afectado a las acciones este mes, junto con la ansiedad por las consecuencias del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi y una disputa presupuestaria en curso entre Italia y Bruselas.

Un informe de datos de Estados Unidos el miércoles mostró que las ventas de viviendas cayeron a su ritmo más lento en casi dos años, mientras que un informe de la Fed ilustró cómo las empresas en todo el país están preocupadas por el aumento de los aranceles y la escasez generalizada de mano de obra.

Además de la sensación de inquietud, hubo una serie de bombas enviadas por correo y paquetes sospechosos enviados a destacados demócratas, críticos del presidente Donald Trump, incluido el expresidente Barack Obama y Hillary Clinton, menos de dos semanas antes de las elecciones parlamentarias del Congreso.

Jack Ablin, director de inversiones de Cresset Wealth Advisors, dijo que la caída en la bolsa estadounidense parecía estar impulsada "emocionalmente" ya que no ha habido señales de un crédito más estricto u otras manifestaciones de una economía en desaceleración.

"Tal vez es sólo un aumento del caos", dijo.

Al final del día, el Dow Jones había perdido 2,4 por ciento para cerrar en 24.583,42, una pérdida de más de 600 puntos en un solo día.

El índice compuesto Nasdaq, rico en tecnología, se desplomó 4,4 por ciento para terminar en 7.108,40, con su peor día desde 2011.

Mercados internacionales

Con la excepción de Londres, los principales mercados europeos cerraron a la baja, luego de que se recuperaron tras un repunte en Asia y de una sólida apertura en Wall Street.

Pero a medida que los precios de las acciones estadounidenses bajaron durante el día, principalmente debido a resultados corporativos poco convincentes, también lo hicieron las acciones en Europa.

Los especialistas Charles Boeddinghaus y Michael Milano trabajan en el piso de la Bolsa de Nueva York, el 24 de octubre de 2018.

​​El índice FTSE de Londres resistió la tendencia a la baja gracias a una libra débil que ayuda a aumentar las ganancias de las multinacionales que generan ventas en otras monedas.

"Claramente todavía hay una gran ansiedad en los mercados en este momento", señaló el analista sénior de mercado de Oanda, Craig Erlam.

Inversores de todo el mundo han estado huyendo de activos más riesgosos en busca de seguridad, ya que una ola de problemas negativos domina las noticias.

Con información de AFP