The International Monetary Fund (IMF) headquarters building is seen ahead of the IMF/World Bank spring meetings in Washington,…
La sede del Fondo Monetario Internacional, FMI, está ubicada en Washington, D.C.

El Fondo Monetario Internacional probablemente pronosticará una peor contracción en la economía mundial que la estimada previamente para 2020 y ve una "profunda incertidumbre" sobre el camino de la recuperación, dijo la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, en un nuevo blog.

Gopinath indicó que la crisis económica desencadenada por la nueva pandemia de coronavirus fue más global y se desarrolló de manera diferente a las crisis pasadas, con el sector de servicios más afectado que la manufactura en las economías de mercado avanzadas y emergentes, y la inflación baja en general.

También citó una sorprendente divergencia de los mercados financieros de la economía real, que podría presagiar una mayor volatilidad en los mercados financieros y correcciones potencialmente bruscas.

El FMI debe actualizar su Perspectiva de la economía mundial el 24 de junio. La directora gerente, Kristalina Georgieva, dijo el mes pasado que era "muy probable" que el Fondo revisara a la baja su pronóstico ya pesimista de una contracción del 3% en la producción interna bruta global en 2020, pero dio sin detalles.

Gita Gopinath, directora de investigación del Fondo Monetario Internacional, FMI.

Gopinath dijo que había signos de recuperación temprana en muchos países que estaban reabriendo sus economías, pero nuevas oleadas de infecciones y medidas de bloqueo reimpuestas aún representaban riesgos.

Si bien las medidas de política fiscal habían sido considerables en las economías avanzadas, los países pobres tenían recursos más limitados y el sector informal no había podido ayudar a absorber el impacto como lo había hecho en crisis pasadas, dijo.

Los casos globales del virus llegaron a más de 8 millones el lunes, con las infecciones en aumento en América Latina, mientras que Estados Unidos y China están lidiando con nuevos brotes.

Gopinath dijo que la demanda acumulada de los consumidores podría impulsar un repunte más rápido en los servicios afectados, pero esto no estaba garantizado ya que los consumidores podrían cambiar el comportamiento del gasto para minimizar la interacción social, y la incertidumbre podría generar mayores tasas de ahorro.

En China, uno de los primeros en salir del encierro, la recuperación del sector de servicios fue lenta, y los sectores de hotelería y viajes luchan por recuperar la demanda.