FILE PHOTO: The Federal Reserve on Mayday in Washington
ARCHIVO - Edificio de la Reserva Federal en Washington D.C.

La Reserva Federal mantuvo las tasas de interés cerca de cero el miércoles y prometió dejarlas en ese nivel hasta que la inflación se acelere y esté en camino de "exceder moderadamente" su objetivo de inflación del 2% "durante un tiempo".

El cambio de orientación forma parte de un giro de la política monetaria de la Fed anunciado el mes pasado que tiene como objetivo compensar años de inflación débil y permitir que la economía siga creando puestos de trabajo durante el mayor tiempo posible.

La declaración también anunció el inicio de un vuelco desde la estabilización de los mercados financieros a estimular la economía: la Fed dijo que mantendría las compra de bonos por lo menos al ritmo actual de 120.000 millones de dólares por mes, pero que el objetivo de la medida era en parte asegurar condiciones financieras "flexibles" en el futuro.

La epidemia del coronavirus continuó pesando sobre la economía, sostiene el banco central de Estados Unidos, a pesar de que los funcionarios mejoraron sus perspectivas para la economía.

El virus "está causando tremendas penurias humanas y económicas", informó el Comité Federal de Mercado Abierto, que fija las tasas, en un comunicado tras el final de su última reunión de dos días sobre política monetaria.

Los nuevos pronósticos mostraron que las tasas de interés no cambiarían hasta 2023, con una inflación que superaría el 2% en ese lapso. 

Pero al prometer mantener las tasas bajas, la Fed reflejó su nueva inclinación hacia un mayor crecimiento del empleo, anunciado a finales del mes pasado tras una revisión de casi dos años.

Proyecciones

La Reserva Federal señaló que espera una aceleración del repunte económico de Estados Unidos desde la crisis inducida por el coronavirus, y que el desempleo caiga más rápidamente de lo que proyectaba en junio.

En las proyecciones económicas publicadas junto con su comunicado, la mediana de los pronósticos fue de una caída de 3,7% en el crecimiento económico este año. La cifra se revisó al alza del descenso de 6,5% proyectado en junio.

La Fed espera además que la tasa de desempleo, que mejoró más rápidamente de lo que esperaban los funcionarios en junio, seguirá cayendo. La proyección para la desocupación es de un 7,6% al cierre de este año y un descenso a 4% en 2023.

Con información de Reuters