Ariel Barbouth CEO Nuchas
Ariel Barbouth, propietario del negocio de empanadas argentinas, Nuchas, posa frente a su local en Times Square.

NEW YORK - Tener un negocio en Times Square, una de las zonas comercialmente más activas de Estados Unidos, que tan solo 4 meses atrás recibía alrededor de 380 mil transeuntes diarios, y que vivía inundada de la algarabía de turistas y visitantes locales que iban a tomarse una foto o disfrutar de la magia de Broadway, era el sueño de cualquier emprendedor.

Un sueño que a finales de febrero de 2020 logró cumplir Ariel Barbouth, CEO de Empanadas Nuchas, una marca argentina que llegó hace 10 años a Nueva York y que inició vendiendo este producto en camiones de comida, conocidos como Food Trucks.

Ariel logró obtener un local en Times Square, pero no contaba con la crisis sanitaria que la pandemia del coronavirus desataría en Nueva York, que fue durante los meses de marzo y abril, uno de los epicentros más grandes de brotes del virus en Estados Unidos.

Esa situación puso en pausa, no solo el proyecto de apertura de su tienda, sino que relentizó el funcionamiento completo de su negocio.

Fernando Gonzalez is a salvadoran pitmaster owner of a restaurant in Maryland.
Adaptarse o cerrar: el reto de trabajar bajo las nuevas reglas de servicio
La adaptación al cambio es lo que permitirá que los restaurantes sobrevivan a la crisis económica que se ha generado y que seguirá impactando por un largo tiempo, según expertos.

"A mediados de marzo cerramos como todos, capaz unos días antes, porque ya se veía venir, se habían cerrado los teatros, y fue fuerte entender que no solo cerraban los locales sino que nos debíamos de cuidar y sin saber cómo nos iría", dijo Ariel Barbouth, CEO de Nuchas, a la Voz de América.

Pero Ariel trata de ver la parte positiva de este momento que están pasando todos los propietarios de negocios.

"Nosotros creemos que en realidad es un tiempo durísimo y dificilísimo pero también es un tiempo de oportunidad donde por primera vez en mucho tiempo podemos enfocarnos en algo que antes no podíamos hacer antes y no teníamos la banda con todo lo que estaba pasando para mirar tanto para adentro, realmente hacer una introspección de quiénes somos qué hacemos y cómo, cuando salimos de esto, salimos mejor de lo que entramos", dijo a la VOA.

Imagen tomada de las redes sociales de Nuchas, un negocio de venta de empanadas argentinas en camiones de comida, (Food Trucks), muy conocido en Nueva York.

Barbouth está consciente que la situación actual, con el resurgimiento de nuevos casos de contagio de COVD-19, alaragará sus planes para abrir su nuevo local así como los planes de expansión que tenía.

"Si bien las cosas se empiezan a abrir no volvemos a la normalidad en dos semanas, ni en dos, ni en cuatro, ni en seis ni en ocho, entonces seguímos dándole muchísimo, reinventándonos con algo que ya veníamos haciendo", aseguró el empresario argentino.

Ariel asegura que en estos meses, las pérdidas en ingresos son elevadas.

"El 50% de nuestro negocio era retail (al por menor), eso se desvaneció. Ahí tenés el 50% y en el otro tenemos un 20% más o menos, que perdimos en supermercados, aerolíneas, entonces te diría que un 70%”. 

Negocios como Nuchas forman parte del 99,8% de pequeñas empresas que mueven el comercio en Nueva York. La ciudad y el estado buscan ayudarlas constantemente, pues además de ser un aporte a la economía, son fuente de al menos 4 millones de empleos, que también se han visto afectados.

Por ahora, Empanadas Nuchas está aprendiendo a confiar en el comercio en línea para subsistir, mientras espera a que las cosas puedan mejorar para los negocios en Nueva York.

"Lo bueno es que nuestro producto aguanta y podemos seguir fabricando. Lo seguimos vendiendo, estamos fabricando menos pero estamos también llegando a todos", aseguró Barbouth a la Voz de América.

(Adaptación: Herbert Zepeda.)